Imputaron delitos a implicados en muerte de grafitero Diego Felipe Becerra

La Fiscalía le imputó los delitos en calidad de coautoría de fraude procesal, encubrimiento, ocultamiento, destrucción y alteración de material probatorio, y fabricación y porte de armas a Wílmer Alarcón y Freddy Navarrete, patrulleros de la Policía de Bogotá.
Los hechos habrían ocurrido en la posible manipulación de la escena del crimen en la muerte del joven grafitero bogotano Diego Felipe Becerra, quien recibió un disparo de parte de Alarcón, quien antes lo había requisado pues creyó que había participado en el atraco de un bus.

Según el fiscal del caso, se pudo comprobar que el sitio de los hechos fue alterado y se plantó, en el mismo lugar donde cayó el menor, un arma de fuego. Esta arma, según la versión del ente acusador, no funcionaba completamente y tenía fallas para accionarla. Además, no coincidía con la descripción presentada por José Narváez, conductor de buseta y quien está siendo procesado por estos hechos.

También se indicó que hay incongruencias en los registros que hay sobre lo sucedido. El ente acusador manifestó que, a partir de testimonios que se recolectaron, es claro que no hubo cruce de disparos, como se dijo en su momento.

Asimismo, añadió que se concluyó que Diego Felipe no tenía ningún arma de fuego debido a pruebas científicas practicadas a su cadáver que demostraron que no tenía rastros de pólvora.

Compartir: