La imprudencia de Roy Barreras

La imprudencia y la terquedad del Presidente del Congreso Roy Barreras está a punto de generar un incidente diplomático entre los gobiernos de Colombia y Venezuela.

Resulta que el Presidente del Congreso decidió aceptar una invitación de la Campaña del candidato de la oposición venezolana, Henrique Capriles para que una delegación del Senado colombiano lo acompañara en calidad de observadora de las elecciones del próximo domingo.

Barreras, sin consultar con el Gobierno Colombiano, creó una Comisión Observadora de Senadores que debería asistir a las elecciones. La delegación quedó integrada por los senadores Juan Mario Laserna, Gloria Inés Ramírez, Iván Name, Juan Manuel Galán y Juan Carlos Vélez.

Enterada de la situación, la autoridad electoral de Venezuela, en la que tiene mayoría el Gobierno de Nicolás Maduro le hizo saber al Congreso y al Gobierno de Colombia que no permitiría el ingreso a su país de la Comisión Observadora integrada por Barreras.

Enterado de la molestia del Gobierno Maduro Barreras emitió una resolución derogando la integración de la Comisión «en vista de las condiciones establecidas por el Gobierno de Venezuela para la asistencia de miembros de otros países, no es posible el desplazamiento de la Comisión Accidental designada como observadora del proceso electoral». (Ver, copia de la Resolución No. 192 de 9 de abril de 2013.)

El miércoles durante la sesión de la plenaria del Senado, Barreras aseguró que nada de eso había pasado. Según él la cancillería venezolana avaló el viaje de los senadores, pero no en calidad de observadores sino de acompañantes y que por tanto seguía vigente el viaje.

Sin embargo, la historia está incompleta pues al senador Roy Barreras se le olvidó contar varios detalles revelados por el Noticiero CM&:

Ante el rechazo de la organización electoral venezolana Barreras acudió al embajador de Venezuela en Bogotá, Iván Rincón y le pidió que invitara a la delegación. El embajador se puso en contacto telefónico con la presidenta del Consejo Electoral en Venezuela, Tibisay Lucena y le pidió que invitara. La señora Lucena respondió que no se había invitado a ningún Congreso del mundo como observador, que mal se podría hacer una excepción con el Senado de Colombia.

Barreras acudió entonces a la oposición y le pidió a la campaña del candidato Henrique Capriles que invitara al grupo de senadores, pero en calidad de acompañante. La campaña envió entonces una carta, con fecha 10 de abril de 2013 en la cual le expresa a Barreras que le “reiteran” la invitación para que “nos acompañe una delegación del congreso colombiano en la venidera elección presidencial que se realizará el domingo 14 de abril del presente año”. La carta lleva la firma de Ramón Guillermo Aveledo, Secretario General de la Campaña.

A Barreras se le olvidó contar que los Senadores irán como invitados de la oposición al Gobierno de Venezuela. Aún no se sabe que pensarán de la Comisión los Gobiernos de Venezuela y Colombia, pero es fácil anticiparlo.

El Gobierno de Nicolás Maduro no verá con buenos ojos que una delegación oficial del Congreso de Colombia acuda a su país invitado por la oposición y así se lo hará saber al Gobierno colombiano que hoy más que nunca necesita estar en plan de buenos amigos con Maduro para no entorpecer el proceso de paz con las Farc.

 

Compartir: