‘La paz no puede ni debe dividirnos’: Presidente Santos

Bogotá, 8 abr (SIG). «La paz no puede ni debe dividirnos», afirmó el Presidente Juan Manuel Santos en su alocución de este lunes a los colombianos.

De acuerdo con el Mandatario, «buscar la paz es un imperativo para cualquier sociedad civilizada», por lo cual –agregó– es necesario que los colombianos «busquemos la unidad y no la división, busquemos los consensos y no los enfrentamientos».

«No más ríos de sangre. Pongámonos de acuerdo para que dejen de correr por nuestro suelo. Los invito a que nos sintamos orgullosos de la gran nación que somos», exhortó el Jefe de Estado.

‘Somos más los que queremos la paz’

En su alocución radiotelevisada, el Presidente Santos dijo que en el país «somos más los que queremos la paz», al tiempo que a los enemigos del proceso les pidió mantener la cordura.

«A los enemigos de la paz les digo: en lugar de envenenar el proceso, en lugar de difundir mentiras –como la de que habrá paz con impunidad, pues ni siquiera se ha hablado del tema–, mantengan la cordura. En su momento, también ustedes podrán hacer uso de su derecho democrático de votar a favor o en contra del acuerdo», reiteró.

Sostuvo que «mientras algunos siguen atrapados en el pasado, aferrados a la visión de una Colombia condenada a la violencia, de una Colombia inmovilizada por el miedo o la polarización, nosotros, la inmensa mayoría, creemos en nuestro futuro».

Terminar el conflicto, ‘pero no de cualquier manera’

El Presidente de la República señaló que porque cree en el futuro del país y porque ve que los colombianos están ante una gran oportunidad, tomó la «difícil decisión» de iniciar un proceso de paz con las Farc y espera poder hacer lo mismo con el Eln, «más pronto que tarde».

Recalcó que el objetivo del Gobierno de terminar el conflicto interno en Colombia, se busca conseguir, «pero no de cualquier manera».

«Desde el primer momento insistí en que éste tenía que ser un proceso distinto: un proceso serio, digno, realista y eficaz. Ninguna solución es posible si no es una solución digna para todos. Para nuestros hombres y mujeres, pero también para la guerrilla. Y ninguna solución es posible si no se trabaja de manera seria, realista y eficaz», dijo.

‘No nos interesa hablar por hablar’

El Presidente Santos recordó las condiciones que se establecieron para iniciar los diálogos con las Farc.

Precisó que la primera condición es que este sea un proceso para poner fin definitivo al conflicto. «No nos interesa hablar por hablar. Queremos terminar esta guerra –no prolongarla– para poder pasar la página y comenzar una nueva etapa: la construcción de una patria en paz», señaló.

Según recordó el Jefe de Estado, la segunda condición es que las conversaciones se llevarían a cabo en el exterior y en el menor tiempo posible, lo cual es lo que se ha venido haciendo en La Habana.

«Mientras tanto, en Colombia, el Gobierno sigue haciendo lo suyo, que es gobernar. En todo el territorio sigue imperando la ley y las Fuerzas Armadas siguen cumpliendo con su deber. Dije que no habría despejes y no hemos despejado, ni despejaremos, un solo centímetro del territorio nacional», subrayó.

El Mandatario se refirió a la tercera condición, es decir, trabajar sobre una agenda realista y concreta relacionada directamente con la terminación del conflicto, y no con todos los asuntos del país.

«Es una agenda corta, pero ambiciosa. Incluye la dejación de armas y la reincorporación a la vida civil de las Farc, así como el tema del campo colombiano, que es donde el conflicto echó raíz y donde se han padecido más duramente los efectos del atraso y de la guerra», dijo.

Y agregó: «También hay que establecer unas garantías reales de participación política, para que quienes hoy están en armas transiten sin temor el camino de la civilidad, y se rompa definitivamente el lazo entre política y armas».

Sobre este mismo tema, señaló que «hay que resolver de manera inteligente el problema de los cultivos ilícitos y frenar el narcotráfico. Hay que seguir reconociendo y respondiendo a todas las víctimas del conflicto, como ha sido la obsesión de mi gobierno».

‘No habrá cese al fuego’

El Jefe de Estado explicó, además, que una cuarta condición es que «todo lo anterior se comienza a implementar de manera simultánea con la firma de un acuerdo final, incluyendo la dejación de armas de las Farc» y que, «mientras tanto, nada cambia».

En este sentido, el Mandatario reiteró que «no habrá un cese al fuego», porque «la experiencia nos ha demostrado que los ceses y los despejes son aprovechados por la guerrilla para fortalecerse, en lugar de trabajar en el logro de acuerdos. Tenemos que aprender de la historia. No vamos a cometer ese error».

La Fuerza Pública está motivada

El Presidente Santos reafirmó, igualmente, que las Fuerzas Militares y la Policía Nacional «están motivadas y fortalecidas. No han cesado ni cesarán un solo instante su ofensiva contra el terrorismo y la criminalidad, ni desistirán de cumplir con sus obligaciones constitucionales».

Sostuvo que «cualquier fórmula para la terminación del conflicto tendrá que partir del reconocimiento al inmenso sacrificio patrio que día tras día han hecho y hacen nuestros soldados y policías», porque «es gracias a ellos que hoy podemos hablar de paz».

‘El proceso va bien’

De acuerdo con el Jefe de Estado, «el proceso va bien» y «se está trabajando con paciencia y perseverancia en la redacción de un acuerdo como nunca antes se había hecho con las Farc», trabajo al que consideró como «difícil y complejo».

El Mandatario pidió dejar a las delegaciones trabajar en La Habana, «sin tanta especulación». Dijo que «si se mantiene el ritmo de las últimas semanas, es perfectamente posible concluir el trabajo en meses».

Reiteró que, «en todo caso, cualquier acuerdo que resulte tendrá que ser refrendado, es decir, aprobado por el pueblo colombiano».

‘Estas marchas no tienen dueño’

Respecto a la celebración del Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas, que se celebrará este martes 9 de abril en toda Colombia, el Presidente Santos consideró que «el mejor homenaje que podemos hacer a las millones de víctimas de la violencia es asegurarnos de que, en el futuro, no haya más víctimas, que no haya más conflicto, que no haya más sangre ni más lágrimas: que conquistemos la paz».

«Mañana habrá una serie de marchas para apoyar este propósito. Yo personalmente me haré presente temprano en la mañana en el Monumento a los Héroes Caídos en Acción y marcharé hasta el Centro de Memoria Histórica, y por la tarde estaré en Medellín, en un evento en homenaje a las víctimas».

Sobre este mismo tema, el Mandatario puntualizó que «estas marchas no tienen dueño», porque «la paz no puede tener dueño. La paz tiene que ser de todos los colombianos, y por eso invito a todos los colombianos a que apoyen la búsqueda de la paz».

Compartir: