Nelson Mandela sale del hospital después de una neumonía

JOHANNESBURGO — El expresidente sudafricano Nelson Mandela, de 94 años, fue autorizado este sábado a regresar a su hogar de Johannesburgo, después de diez días de hospitalización debido a una neumonía.
«Ahora recibirá atención a domicilio», indicó la presidencia sudafricana en un comunicado.
El más célebre y popular de todos los sudafricanos continuará recibiendo atención médica a domicilio, igual que después de su anterior hospitalización prolongada, en diciembre de 2012, agregó dicho comunicado.
Los médicos consideraron que el héroe de la lucha contra el apartheid podía dejar el hospital «debido a una mejoría constante y gradual de su estado general». Fue llevado de regreso a su casa en una ambulancia, escoltado por un discreto vehículo de seguridad de color negro.
El jueves y el viernes pasados, el presidente sudafricano, Jacob Zuma, personalmente y la esposa de Mandela, Graça Machel, aliviados de poder tranquilizar la país, habían afirmando que el ilustre paciente estaba «cada vez mejor».
El presidente Jacob Zuma agradeció a los médicos, así como «a todos los sudafricanos y a los amigos de Sudáfrica en todo el mundo, su apoyo».
El primer presidente negro de Sudáfrica elegido en 1994, que sus compatriotas llaman afectuosamente ‘Madiba’, ya había sido hospitalizado en enero de 2011 y luego en diciembre de 2012 por infecciones pulmonares, probablemente vinculadas a las secuelas de una tuberculosis contraída durante el tiempo que estuvo encarcelado en la isla-prisión de Robben-Island, cerca de El Cabo. En esa cárcel permaneció 18 de los 27 años de detención en las celdas del régimen del apartheid, rompiendo piedras y respirando un polvo que causó un daño permanente en sus pulmones.
La salud del exmandatario es actualmente un tema de preocupación regular en Sudáfrica, donde todos saben que el héroe nacional no es inmortal. Sus últimos visitantes, antes de su hospitalización, describieron a un anciano que tiene buena salud, pero que olvida algunas cosas.
Nelson Mandela sufrió una grave tuberculosis en el pasado, que lo llevó al hospital durante seis semanas en 1988, y ha sido tratado varias veces por problemas pulmonares, una enfermedad muy peligrosa para alguien de su edad.
En 1990, fue liberado.
Mandela sigue siendo un ídolo venerado por todo un pueblo debido a que logró evitar una explosión de violencia durante la transición entre el régimen de segregación racial del apartheid y la democracia, en 1994. Esta transición hizo que fuera galardonado con el Premio Nobel de la Paz en 1993, compartido con el último presidente del apartheid, Frederik De Klerk..
Debido a sus problemas de salud vive retirado desde hace años y no se lo ha visto en público desde la final del Mundial de Fútbol, disputada en julio de 2010 en Johannesburgo. AFP

Compartir: