El reemplazo de Carranza

Víctor Carranza no era el único ‘patrón’ y zar de la zona esmeraldera. El nombre de Pedro Nel Rincón, ‘Pedro Orejas’, uno de los dueños de La Pita (una de las minas de esmeraldas más productivas del país) y uno de los hombres más influyentes de Boyacá, suena hoy como el sucesor del negocio que manejaba Carranza.

Según se dice, Pedro Rincón, alias ‘Pedro Orejas’, socio de La Pita, mina rica no solo en esmeraldas, sino también en actividades ligadas al narcotráfico y a grupos criminales, habría salido fortalecido, junto a varios de sus hermanos, de la guerra que se desencadenó entre quienes compartían la propiedad de la mina tras la muerte y extradición de algunos de sus socios.

Rincón fue acusado de atentar contra Carranza y ha aparecido en confesiones de ‘exparas’ como uno de los empresarios que se aliaron con Carlos Castaño para la violenta entrada de las Auc a esa estratégica región. «Pedro Orejas» ha asegurado que nunca ha tenido negocios ilegales, que no es verdad que esté detrás de los intentos de asesinato contra Víctor Carranza, y que fue el desaparecido esmeraldero Yesid Nieto el que llevó los ‘paras’ a la zona esmeraldífera.

En marzo de 2009, la Policía capturó a Rincón, al que buscaba por homicidio, concierto para delinquir agravado y narcotráfico, entre otros delitos. El 30 de diciembre de ese año, una fiscal ordenó su libertad, alegando vencimiento de términos, aunque, semanas más tarde, unas grabaciones sugerían que Rincón habría sobornado a la funcionaria y a jueces en Boyacá para que lo dejaran en libertad. El hombre regresó a la zona esmeraldífera, y el año pasado la funcionaria y un juez fueron arrestados al probarse que habían recibido dinero por dejarlo libre. A sangre y fuego, pero sobre todo con un gran poder de corrupción, Rincón ha logrado evitar que progresen los casos en su contra. Se le relaciona también con tráfico de armas y conformación de grupos ilegales.

Compartir: