Control fiscal en Bogotá y Cundinamarca se rajó: Auditoria

BOGOTA, 03 de Abril ¬_RAM_ El control fiscal en Bogotá y Cundinamarca, no pasó el examen de su gestión fiscal del 2011. Así lo concluyen los informes realizados por la Gerencia II de la Auditoría General de la República, a quien le corresponde vigilar la actuación de las contralorías de Bogotá, Cundinamarca y Soacha.
La Auditoría General de la República practicó Auditoría Regular y revisión de cuenta para la vigencia 2011 a dichas Contralorías, con el objetivo de realizar la evaluación de los resultados de la gestión administrativa, financiera, operativa y el cumplimiento de normas y disposiciones vigentes aplicables en los procesos de la administración.
Uno de los temas que más preocupa a la Auditoría General de la República es el que tiene que ver con los procesos que estarían en riesgo de prescripción y que para las tres contralorías sumarían algo más de 300 mil millones de pesos.
El Auditor General de la República, Jaime Ardila Barrera, expresó su preocupación por el evidente desorden contable que existe en las contralorías y que genera como consecuencia el no fenecimiento de sus cuentas: “No deja de preocupar que el no fenecimiento de las cuentas de las contralorías se conviertan en un saludo a la bandera por no existir unos mecanismos fiscales que sancionen de verdad a los funcionarios que no cumplen con los requerimientos contables y legales”.
Igualmente, expresó que con los contralores del país se está trabajando en una propuesta para meter en cintura a los funcionarios que no se les fenezcan las cuentas.

Contraloría de Cundinamarca

Un total de 676 procesos, cuya cuantía asciende a $80.471.658.455, equivalente al 50,43% del valor total del presunto detrimento patrimonial del Departamento de Cundinamarca, estuvo durante la vigencia 2011, bajo la administración del excontralor Jorge Augusto Gómez Ricardo, en riesgo de prescripción al superar en su trámite los 3 años, a pesar que algunos de ellos ya fueron terminados en el límite del término legal de 5 años.
Se establece además, que por cada $10.000, de detrimento del patrimonio público que investiga la Contraloría de Cundinamarca, existe la expectativa de recuperar tan solo $5, que sumado a lo pagado alcanza una recuperación máxima de $11.
“La situación descrita riñe con los principios constitucionales de economía, eficiencia, celeridad y principalmente con el de eficacia y el objeto de la responsabilidad fiscal, cual es obtener el resarcimiento de los daños ocasionados al patrimonio público, mediante el pago de una indemnización pecuniaria que compense el perjuicio sufrido por la respectiva entidad estatal, tal como lo establece el artículo 4 de la Ley 610 de 2000”, consigna el informe.
“Vistos los procesos de responsabilidad fiscal desde la óptica de los resultados, con base en el anterior análisis, se puede concluir que la recuperación del detrimento patrimonial del Departamento por parte de la Contraloría de Cundinamarca sigue siendo prácticamente nula”.
En total la Gerencia II de la AGR, configuró a la Contraloría de Cundinamarca 34 hallazgos administrativos, uno fiscal, dos disciplinarios y uno penal.

Contraloría de Bogotá
La Contraloría de Bogotá reportó en la cuenta el trámite de 526 procesos de responsabilidad fiscal durante la vigencia de 2011 a cargo del excontralor Mario Solano, en cuantía de $524.529.626.174. La antigüedad de estos procesos se detalla en la siguiente tabla conforme a la información reportada, con corte al 31 de diciembre de 2011.
De estas cifras se concluye que 94 procesos, que representan el 17,87% del total de procesos, cuya cuantía asciende a $207.548.973.854, equivalente al 39,57% del valor total del presunto detrimento patrimonial del Distrito Capital, estuvo durante la vigencia en riesgo de prescripción al superar en su trámite los 3 años, a pesar que algunos de ellos ya fueron terminados en el límite del término legal de 5 años.
Además muestra cómo del total de procesos (526), la mayoría se encuentra en trámite dentro de la etapa probatoria inicial antes de imputación o archivo (65,40% de los procesos y 45,76% de la cuantía); se archivaron por no mérito el 15,40% de los procesos, equivalentes al 27,38% de la cuantía; se fallaron sin responsabilidad fiscal el 2,28% de los procesos, que representaron el 1,56% de la cuantía; el 2,28% de los procesos, que representaron el 0,03% de la cuantía se archivaron por pago y el 1,71% que representaron el 3,19% de la cuantía tuvieron fallo con responsabilidad ejecutoriado.
Es decir, que por cada $100 de detrimento del patrimonio público que investiga la Contraloría de Bogotá, existe la expectativa de recuperar $3,19, que sumado a lo pagado alcanza una recuperación máxima de $3,22.
“Vistos los procesos de responsabilidad fiscal desde la óptica de los resultados, con base en el anterior análisis, se puede concluir que la recuperación por parte de la Contraloría de Bogotá del detrimento patrimonial del Distrito Capital sigue siendo baja”, explica el informe.
En cuanto a los hallazgos que la AGR configuró a la Contraloría de Bogotá, se encuentran: 50 administrativos, tres fiscales, cuatro disciplinarios y dos penales.
Entre los hallazgos de tipo penal se encuentra el contrato que suscrito por la administración del excontralor Mario Solano con LINK MARKETING VISUAL SAS – LINK MV SAS por 522 millones de pesos para implementar un aplicativo que permitiera el monitoreo de la contratación en tiempo real, a través de Internet.
Para la AGR “el servicio contratado no resolvió la necesidad planteada en los estudios previos, por cuanto no permite hacer el control fiscal en tiempo real a la contratación que se celebra en el Distrito, configurándose de esta forma un presunto detrimento patrimonial”.
Igualmente se declaró el hallazgo penal y disciplinario en contra del ex funcionario por decretar la revocatoria directa de un proceso de jurisdicción coactiva por más de 1.800 millones de pesos. “Desconociendo fallos de tutela a favor de la Contraloría, con los que presuntamente incumplió lo establecido en la ley 734 de 2002 en su artículo 34 numeral 1° y pudo incurrir en un prevaricato por acción conforme a lo normado en el artículo 149 del Código Penal”.

Soacha

La Contraloría Municipal de Soacha reportó en la cuenta el trámite de 107 procesos de responsabilidad fiscal durante la vigencia 2011, la cuantía de estos asciende a la suma de $34.536.867.243.
Verificado el cuadro anterior, es posible constatar que existe un riesgo elevado que se declare la prescripción en 13 procesos, de las vigencias 2006, 2007, 2008 los cuales representan el 12,15% del total y cuya cuantía asciende a $2.900.926.789, que equivale al 8,40% del valor global del presunto detrimento patrimonial al Municipio de Soacha.
“No obstante, se encuentra que el número de procesos del año 2011 que presentan riesgo de prescripción y caducidad disminuyeron frente a lo reportado en 2010; esta reducción se vio reflejada tanto en la cantidad de estos como en el total de su cuantía, sin embargo la reducción desde el punto de vista numérico es baja y no es posible verificar una mejora significativa”.
Igualmente, las cifras muestran que 16 procesos fueron archivados por no existir merito, 17 han llegado a fallo, y solo en 8 procesos se declaró la responsabilidad y se encuentran debidamente ejecutoriados, estos procesos en firme representan el 1,25% del total de la cuantía.
“Es decir, que por cada $100 de detrimento al patrimonio público que investiga la Contraloría Municipal de Soacha, existe la expectativa de recuperar $1,25. Este último indicador evidencia una leve mejora frente al resultado de la vigencia anterior que fue solo del 0,24% de la cuantía, sin embargo, los resultados aún son insipientes”.

Compartir: