En junio se conocerán primeras firmas privadas interesadas en construir megacárceles en alianza con el Estado

BOGOTA, 28 de Marzo ¬_RAM_ Uno de los doce pasos que ha trazado el Ministerio de Justicia y del Derecho para acabar con la crisis del sistema penitenciario es terminar con el atraso que, en materia de infraestructura, presenta la mayoría de los establecimientos carcelarios del país, algunos de los cuales datan de hace cuatro siglos.
«Uno de los problemas que se han identificado en las visitas que ha hecho el Ministerio de Justicia a las cárceles de todo el país está relacionado con la infraestructura. Y para resolverlo, la Ministra Ruth Stella Correa propuso en el proyecto que busca modificar el Código Penitenciario y Carcelario, una alianza entre los sectores público y privado que redunde en la construcción de cárceles idóneas, modernas y la disponibilidad de 26.000 nuevos cupos. El próximo lunes tendremos los primeros resultados de un estudio que, al respecto, adelanta la Corporación Andina de Fomento», explicó el Viceministro de Política Criminal, del Ministerio de Justicia, Farid Benavides.
Este nuevo modelo de construcción de centros de reclusión, que incorpora estructuras adecuadas para visitas, salas de audiencias virtuales, espacios para juzgados y para hospital, es un proyecto cuya estructuración está en una fase avanzada.
«Y si los resultados del comparador público privado que se darán a finales de abril, superan los análisis de viabilidad económica, se abrirán los procesos de preselección en octubre. Mientras tanto, en junio podrán conocerse los nombres de las primeras empresas privadas que ven en estas alianzas con el sector público una gran oportunidad para contribuir con el desarrollo y la seguridad del país», agregó el alto funcionario.
La Ministra de Justicia, Ruth Stella Correa, informó por su parte que en el mes de julio se recibirán cerca de 2.000 cupos en el establecimiento de reclusión de Guaduas, previa su adecuación a las exigencias convenidas en el contrato que en su momento se firmó con Fonade, para la construcción de esa obra y que ha sido objeto de continuas reclamaciones y seguimientos por parte del Ministerio de Justicia, hasta lograr el compromiso de su entrega en condiciones adecuadas en julio de este año.
De otro lado, y buscando darle solución a las falencias en infraestructura que presentan las cárceles colombianas, la Unidad de Servicios Penitenciarios trabaja en la elaboración de diseños para la ampliación de 20.000 cupos en los centros de reclusión cuyas condiciones estructurales y de terreno así lo permitan. Lo anterior, con el propósito de que la contratación de tales obras pueda hacerse en el segundo semestre de este año.
Los demás centros de reclusión serán intervenidos para su mejoramiento entre otros, de los servicios sanitarios y de tratamiento de aguas. Por ejemplo, en la cárcel La Modelo, de Bogotá, se invertirán próximamente recursos por el orden de los novecientos millones de pesos.

Compartir: