El País de España analizó el proceso de paz del Gobierno colombiano con las Farc

La portada del periódico El País de España en su sitio web dedicó este domingo el tema central a los diálogos de paz que se desarrolla entre el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Farc.

El diario más importante de habla hispana en el mundo, destacó el esfuerzo del Jefe de Estado colombiano por alcanzar la tan anhelada paz en más de 50 años de conflicto armado interno.

Entre otras cosas, el medio español, recoge los testimonios de analistas colombianos e internacionales cercanos al proceso que se realiza en La Habana, Cuba, desde el pasado 18 de noviembre.

Con un paralelo entre la histórica novela de José Eustasio Rivera, La Vorágine, y el presidente Santos, inicia un análisis de la situación que se plantea en la mesa de conversación con el grupo subversivo.

«El protagonista de la novela ‘se jugó la vida a la violencia y la perdió’. Juan Manuel Santos ha apostado algo tan o más valioso que la vida, su lugar en la historia, a que es capaz de acabar con esa violencia que desgarra la nación colombiana desde hace más de medio siglo», planteó el informe periodístico.

Otro de los puntos en que se detiene el análisis del periódico El País es el debate suscitado por el expresidente colombiano Álvaro Uribe, quien ha criticado el proceso con el argumento de «no negociar con terroristas».

En este sentido, tanto el presidente Santos como el expresidente Uribe han utilizado la red social Twitter, como el campo de discusión más visible para hablar sobre el tema.

«El gran argumento del expresidente en esta guerra dentro de la guerra es que no se puede tolerar la impunidad con que se reintegre a la vida civil no solo la dirigencia insurgente, sino la gran mayoría de asesinos anónimos de la guerrilla», destacó el informe.

A modo de cuestionamiento, Miguel Ángel Bastenier, periodista que realizó el informe, planteó dos teorías sobre los cuales giran los diálogos de paz y su desenlace: «1) si habrá firma de la paz, probable sine qua non para que Santos sea reelegido, y que permita conjurar el anatema de violencia que hay quien ha erigido en ADN del país; 2) si la paz o el fracaso de las negociaciones resolverán en favor del presidente Santos o de su antecesor Uribe una guerra que ya es de extrema violencia verbal; y, en caso de que haya paz, si la opinión va a aceptar la impunidad con que se reintegrarían a la vida política gran número de guerrilleros que incluso hubieran cometido delitos de sangre».

El proceso de paz se encuentra en receso hasta el 2 de abril, día en que se retomarán los diálogos para el cierre del primer punto de la agenda: desarrollo agrario integral.

Ver informe completo Aquí http://internacional.elpais.com/internacional/2013/03/22/actualidad/1363978949_488475.html

Compartir: