Encrucijada del alma

El nuevo ministro de Trabajo, Rafael Pardo anunció el jueves que el Gobierno acabará con las llamadas nóminas paralelas en el Estado. Es decir, que el flamante nuevo Ministro tendrá que botar a por lo menos la mitad de su recién resucitada cartera o duplicar la nómina.

¿Qué pensarán en entidades como el Palacio de Nariño en donde más de la mitad de los funcionarios son contratistas? ¿Qué dirán en Planeación Nacional o el DANE?

¿Qué pensará el Presidente Santos a quien, si bota a la mitad de la gente se le dispara la cifra de desempleo que acaba de bajar a un dígito, pero si los contrata se le dispara el déficit fiscal y no podrá cumplir con las metas de austeridad fijadas al comienzo de su administración.

El Ministro Rafael Pardo está a punto de crearle al Presidente Santos su propia encrucijada del alma.

¿O será una cortina de humo?

 

Compartir: