Contraloría encuentra responsables a Useche y Abadía por escándalo en la Licorera del Valle

La Contraloría General de la Nación encontró  responsables del detrimento por $112.689 millones al gobernador del Valle Héctor Fabio Useche, al exgobernador Juan Carlos Abadía, al actual alcalde de Florida Doney Ospina y a 10 funcionarios más por el contrato suscrito con la Unión Temporal Comercializadora Logística Integral S.A.S

La decisión fue adoptada en primera instancia por la contralora delegada Luz Ángela Martínez, quien encontró que el detrimento no era de $107.000 millones como se dijo inicialmente, sino que aumentó a más de $112.000 millones.

Adicionalmente, determinó que el gobernador Useche y el exgobernador Abadía tienen cada uno una responsabilidad fiscal de $7.000 millones, mientras que el alcalde Ospina, quien fue gerente de la licorera, deberá responder por cuantía de $7.063 millones.

La contralora anunció que se hizo traslado de los expedientes a la Procuraduría General de la Nación para que inicie los procesos disciplinarios a que haya lugar.

Luego de conocer la decisión del organismo de control, los apoderados de los afectados por el fallo instauraron las apelaciones, que serán definidas directamente por la contralora general Sandra Moreli.

En medio de la audiencia, la contralora delegada intersectorial reveló que los bienes y las cuentas bancarias del actual Gobernador del Valle del Cauca y los implicados en el proceso de responsabilidad fiscal por más de $107 mil millones por el escándalo de contratación en la Industria de Licores del Valle fueron embargadas.

El anuncio de la Contralora se dio en la audiencia de juicio oral que se adelanta en el Palacio de Justicia de Bogotá.

Luego de un receso, se dio lectura del fallo que, según fuentes, consta de 150 folios.

Durante la diligencia se registró un rifirrafe entre los abogados de los implicados en el proceso y la Contralora delegada, debido a la supuesta filtración del fallo a los medios de comunicación.

Levantando su computador portátil, la contralora Martínez dijo que «la única copia del fallo que existe está en este computador y no hay posibilidad de que nadie más la conozca».

La funcionaria se negó a leer la parte resolutiva y continuó con la lectura de los 180 folios que componen el fallo.

Compartir: