Parlamento de Chipre rechaza impuesto a depósitos bancarios

El Parlamento de Chipre ha rechazado el impuesto a los depósitos de ahorradores que ha propuesto Europa a cambio de liberar los 10.000 millones del rescate solicitados por la isla mediterránea. El propio presidente de Chipre, Nikos Anastasiadis, daba por hecho el martes por la tarde que el Parlamento iba a rechazar la tasa especial y por ello ha convocado mañana a los líderes de los grupos parlamentarios.

El propio partido del Gobierno aseguraba a la cadena pública de televisión Rik antes de entrar en el Parlamento que el partido DYSI tenía intención de abstenerse. El resto de los partidos, incluido el centrista DIKO, socio del conservador DISY, han votado en contra. En total, el plan ha recibido 36 votos en contra y 19 abstenciones. Durante el debate, centenares de personas se han concentrado a las afueras del Parlamento chipriota para protestar contra el rescate y pedir a los políticos que rechacen el acuerdo alcanzado con la ‘troika’.

Las intervenciones en el debate previo estuvieron todas marcadas por un tono de dura crítica hacia las decisiones del Eurogrupo. Así, el presidente del Parlamento, Yannakis Omirú, ha hablado de un «atraco a la propiedad privada, contra toda noción del Derecho». Omirú ha afirmado que los socios europeos se han pronunciado a favor de que Chipre vuelva «a ser un país de soberanía limitada, un estado neocolonialista».

El presidente del Parlamento y miembro del partido socialdemócrata EDEK ha pedido respaldar al presidente, Nikos Anastasiadis, en «todo esfuerzo por renegociar la decisión».

Fue el propio Anastasiadis quien, en un comunicado publicado mientras se celebraba el debate, ha anunciado su intención de «continuar luchando para que las decisiones del Eurogrupo se modifiquen».

En el borrador que el Gobierno chipriota ha sometido a estudio de la comisión parlamentaria de Finanzas, proponía dejar exentos de gravamen los depósitos inferiores a 20.000 euros, gravar con un 6,75 % el tramo hasta los 100.000 euros y con un 9,9 % los fondos que superen los 100.000 euros.

La Comisión Europea (CE), por su parte, ha recordado que el impuesto extraordinario sobre los depósitos bancarios en Chipredebe recaudar los 5.800 millones de euros previstos para el rescate del país, independientemente de si se aplica o no a los pequeños ahorradores.

Para Bruselas, esa cantidad es «una parte clave del compromiso de las autoridades chipriotas para movilizar recursos internos» en la financiación del programa, según explicó el portavoz económico de la institución, Simon O’Connor, en la rueda de prensa diaria.

Compartir: