Llegan cartas…

Amigos:

Colegas suyos me preguntaron por una curiosidad del día jueves: desde hace años,  cuando practico yoga nidra, logro equilibrios temperamentales, tranquilizo el alma, supero fatigas y logro dormir menos horas y trabajar más horas. En los últimos años he aprendido de la doctora Elsa Lucía Arango una meditación que agrego al yoga nidra y que consiste en descargar las tristezas por el costado.

Mis saludos,

Álvaro Uribe Vélez

Compartir: