Francisco cambió el papamóvil blindado por un jeep

Sin vidrios blindados que lo separaran de los fieles. Así recorrió el papa Francisco la plaza San Pedro del Vaticano, en un jeep blanco descapotable, en el día de su entronización, sin barreras que le impidieran bajar con facilidad del vehículo.

El papamóvil, el mismo modelo que utilizó Benedicto XVI en su asunción como Papa y será subastado en los próximos días, es un Mercedes-Benz G500, que posee rieles para apoyarse y agarrarse. Está pintado de color “blanco místico Vaticano” con tapizados haciendo juego.

Francisco rompió el protocolo y bajó del jeep, matrícula SCV 1, para saludar con un beso a un hombre cuadripléjico, ante la emoción de los fieles, que se encontraban en el lugar. Quizás por eso, optó por no desplegar el parabrisas con el que cuenta el vehículo.

Compartir: