Levantan el paro en la Universidad Nacional

BOGOTA, 18 de Marzo ¬_RAM_ El Consejo Superior Universitario y los trabajadores del Claustro llegaron este lunes a un acuerdo en torno al pago de los bonos salariales, punto que había quedado por definir y con el cual se conjura el paro de actividades que hoy cumple 27 días.
Según trascendió, tras cuatro horas de conversaciones, las partes acordaron un bono salarial este año por un millón 200 mil pesos, y otro por el mismo monto para el año próximo.
El pasado jueves, las partes habían llegado a acuerdo en tres de los cuatro puntos del pliego presentado por los empleados.
El rector de la Universidad Nacional, Ignacio Mantillo, había advertido la semana pasada que el paro afectó a 32 mil estudiantes y un poco más de 2 mil profesores.
Se espera que las clases se reinicien esta misma semana para no perder el semestre académico.
Luego de varios días de conversaciones entre los trabajadores y directivas de la Universidad Nacional se logró uno de los acuerdos para lograr que se levante el paro que ha afectado a unos 30 mil estudiantes desde hace cerca de un mes.
Carlos Arango, uno de los voceros de los trabajadores de la Universidad Nacional, dijo que se acordó una bonificación de 1,2 millones de pesos para 2013 y que ese monto se pagará en una sola cuota.
Agregó que falta definir la realización de asambleas y socializar el acuerdo final para dar la orden de levantar el paro que lleva 27 días.
El bloqueo es liderado por un número de trabajadores no mayor a 500 que se agrupan en el Comité pro Mejora Salarial y que demandan reajustes salariales desde el mes de noviembre”.
Las directivas de la UN han venido conversando permanentemente con los trabajadores sobre la nivelación salarial que ya presentaron sus solicitudes ante el Gobierno Nacional. Delegados del Departamento Administrativo de la Función Pública (DAFP) y los Ministerios de Educación Nacional, Trabajo y Hacienda están acompañando el proceso de conversaciones.
Cerca de 2.000 profesores no han podido acceder a sus laboratorios, impartir clases, desarrollar sus seminarios de investigación y demás actividades académicas que normalmente cumplen.
Toda la comunidad académica, que incluye a 5.000 estudiantes de posgrado, no ha podido ingresar a las salas de cómputo ni a las bibliotecas y se ha visto afectada por la medida que han tomado los trabajadores.
Asimismo, se han visto perjudicadas las personas que se benefician de los cursos de extensión que ofrece la Universidad, los niños de la guardería y los 700 estudiantes del colegio.

Compartir: