Radican proyecto de ley para reestructurar la Defensoría del Pueblo

El Defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora Gómez, radicó ante la Secretaría de la Cámara de Representantes el proyecto de ley que busca darle facultades extraordinarias al Presidente de la República para modificar la estructura orgánica de la Defensoría del Pueblo.
El fin de la iniciativa también es el de convertirla en una institución moderna, eficiente y que responda a los actuales retos que enfrenta el país en materia de protección y promoción de los derechos humanos.
El Defensor del Pueblo también señaló que el país requiere contar con una entidad robusta y capaz de responder a los retos que imponen las actuales condiciones del conflicto interno o de las tareas que impone la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, entre otras.

De otra parte se busca fortalecer la entidad con una delegada en la promoción y divulgación de derechos relacionados con los temas ambientales, mineros, económicos, entre otros.

“Es urgente llevar a cabo una reforma de la estructura organizacional de la Defensoría del Pueblo, así como de otros instrumentos de la gestión organizacional, para mejorar la prestación del servicio al ciudadano, cualificar la gestión defensorial y elevar el nivel de incidencia de sus pronunciamientos”, aseguró el defensor.

Por su parte, el ministro del interior, Fernando Carrillo dijo que este proyecto de ley es de gran importanbcia porque es la primera vez que se va a dar un salto cualitativo para robustecerla y actualizarla, frente a las necesidades que han surgido en el país en materia de derechos humanos.

“Para la Defensoría del Pueblo contar con una persona como Jorge Armando Otálora Gómez es garantía de que en esta institución va a haber una política de derechos humanos con la autonomía, independencia y proyección que se necesita”, destacó el ministro Carrillo.

Asimismo dijo que si se firma la paz, la Defensoría del Pueblo va a tener un rol protagónico para buscar la reconciliación de los colombianos y para continuar con una política de derechos humanos en el posconflicto al señalar que “No habrá paz si no hay reconciliación”.

Compartir: