Petro niega estar a favor del consumo de drogas

El alcalde de Bogotá, Gustavo Francisco Petro Urrego, negó que esté a favor del consumo de drogas y acusó a los medios de comunicación que lo han colocado en esa posición de “pervertir la información” sobre el tema.
Petro hizo el pronunciamiento al aclarar los alcances de su intervención ayer en la ONU, en Nueva York, en la cual defendió su política de consumo regulado de drogas, que, dijo, consiste en darle los consumidores un tratamiento de enfermos y no de delincuentes.
“Al poner mi posición como favorable al consumo de drogas, ustedes pervierten la información”, le dijo a un informativo distinto a Radio Santa Fe.
“Es lo mismo que se dijera: hay que regular el consumo de alcohol, a igualar la frase con ‘estar a favor del consumo de alcohol”, escribió Petro en su cuenta en Twitter, en la cual subrayó, además, que “es de mala intención cuando se dice regular el consumo a estar a favor del consumo”.
“No es estar a favor del consumo regulado de drogas, señores, es a favor de los centros de consumo regulado para dependientes”, advirtió Petro y agregó:
“Las políticas de disminución del daño, reconocen que consumo de drogas es dañino, pero proponen otra solución a su penalización”.
En su intervención en el Foro de Ciudades Seguras que se desarrolla en la sede de la ONU en Nueva York, Petro sostuvo que en aras de reducir el daño y las estadísticas de inseguridad, se hace necesaria la estrategia de aceptar el derecho del consumidor en su libertad.
Igualmente Petro planteó la urgencia de abrir un debate internacional sobre el desarme ciudadano.
“El desarme es mejor que el armamento “, resaltó al calificar el resultado de la medida impuesta en Bogotá desde el primero de enero del año anterior.
Finalmente, y a pesar de las críticas que ha recibido desde distintos sectores de la opinión, Petro dijo que el balance de su mandato va en contravía de aquellas medidas que se suponen exitosas, pero que están basadas en la represión, mas no en la prevención.
En su cuenta en Twitter, el alcalde puso de presente que en 60 ciudades del mundo, “han construido centros de consumo regulado de drogas con resultados positivos en seguridad”.
En cuanto al tema de la criminalidad, el alcalde aclaró que “nadie ha dicho que Bogotá sea la ciudad más segura del mundo.
“Bogotá es un caso de salida exitosa a una crisis de violencia gracias a las políticas de seguridad que implemento desde 1993”, precisó.
La tasa de homicidio por cada 100.000 habitantes en Bogotá era de 5 en 1964, paso a 80 en 1993, cayó a 22 en el 2011, hoy es de 13,6
“Una política de seguridad ciudadana efectiva se construye a partir de garantizar derechos y libertades ciudadanas” trinó el alcalde.
“ Bogotá ha salido con éxito de una crisis de violencia, debemos hacer más”, concluyó.

Compartir: