Hasta que no haya voluntad política del Concejo no se citarán a sesiones extraordinarias: Distrito

El secretario de Gobierno (e.) de Bogotá, Alfonso Cabrera, aseguró que no hubo una solución de fondo en la decisión del Concejo de la ciudad para reformar el acuerdo por valorización y dijo que mientras que no exista voluntad política de la corporación, no se convocará a sesiones extraordinarias.

«El Concejo de Bogotá no quiso adelantar ningún tipo de acuerdo con la administración, nosotros sin embargo insistiremos, pero mientras no haya una expresión de voluntad de parte de la corporación de querer concertar con la corporación un texto que defina este tema, pues no convocaremos a extraordinarias», dijo.

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, advirtió que su administración analiza qué caminos jurídicos podría tomar para evitar que en sesión plenaria se apruebe el articulado de la modificación al cobro por valorización, que cambió casi totalmente la propuesta de reforma presentada por el Distrito.

Según el alcalde, su administración «buscará estrategias jurídicas para evitar las injusticias por cobros de valorización ratificados por el Concejo». Pues dijo que «de aprobarse el acuerdo que salió ayer de la comisión de hacienda en el Concejo, se traslada un billón de pesos de valorización a fuentes inciertas. Déficit».

Para Gustavo Petro, con el articulado aprobado en primer debate «la oposición quiere frenar la infraestructura de Bogotá en plena implementación del TLC. Es un suicidio. No lo podemos permitir».

A través de su cuenta en Twitter, el mandatario distrital dijo que la oposición propinó tres golpes a la infraestructura de movilidad en el borde oriental.

El primero: «como el SITP aumenta la demanda sobre las troncales del borde oriental, la oposición lleva a la ciudad al colapso si la dejamos. Hay que actuar». El segundo «el rechazo a que los industriales y bodegueros pagaran por valorización la malla vial de la zona industrial que ellos mismo utilizan» y tercero «le quita a Bogotá la posibilidad de invertir 280mil millones de pesos en la renovación del centro ampliado que es vital para vivienda».

¿Qué pasaría si no se derogan las fases siguientes de valorización?

Para el mandatario de Bogotá, algunos sectores pagarían varias valorizaciones en los próximos 2 años. Por ejemplo, «los habitantes de San José de Bavaria usados para transmitir la supuesta responsabilidad del alcalde en valorización, ahora pagaran dos».

«¿Qué le dirán los dirigentes de San José de Bavaria a su comunidad? ¿Qué el concejo los lleva a pagar ahora por el acuerdo 180 (Valorización) y por el 451 (POZ Norte)?»
Según Petro «la decisión del Concejo de ratificar los acuerdos 180 y 475 demuestra más la lealtad de la oposición a Hipólito Moreno (presidente de la corporación que aprobó el acuerdo en 2005) que a Bogotá».

Gustavo Petro volvió a atribuirle la responsabilidad al cabildo bogotano. Dijo que «el alcalde en valorización sólo puede cumplir lo ordenado por acuerdos del Concejo» y que «no tiene autonomía en este tema».

Compartir: