Corte ordenó a Avianca destruir ‘lista de viajeros no conformes’

Esta decisión la tomó el Alto Tribunal luego de amparar los derechos de un ciudadano que el 2 de diciembre del 2011 había protagonizado un altercado con empleados de esa empresa.

La Corte Constitucional le ordenó a la Sociedad Comercial de Aerovías del Continente Americano S.A. Avianca S.A que en un término máximo de 48 horas proceda a eliminar la base de datos administrada por esa sociedad, denominada lista de viajeros no deseados, en la que se niega el acceso al servicio público esencial de transporte aéreo suministrado por esa compañía de aviación.

Esta decisión la tomó el Alto Tribunal luego de amparar los derechos de un ciudadano que el 2 de diciembre del 2011 había protagonizado un altercado con empleados de esa empresa, derivado de la pérdida de una conexión aérea doméstica, argumentando que esa lista desconoce los criterios constitucionales de acceso a los servicios públicos.

A raíz de ese episodio la empresa le informó a través de un comunicado que: “debido a ese comportamiento estará incluido en nuestra lista de viajeros no conformes lo cual implica abstenernos de transportarlo en cualquier ruta operada por Avianca, por un periodo de un año».

Por lo que el afectado radicó una tutela en la que solicitaba se le protegieran los derechos al debido proceso, a la intimidad, al bueno nombre, al habeas data, al trabajo, a la igualdad y del consumidor.

Para el usuario Avianca con la lista lo mostraba ante el mundo como una persona conflictiva, problemática, y generaba una imagen negativa que no correspondía a la realidad.

Ante eso Avianca argumentó que «tomó esa decisión de no transportar al pasajero por el término de un año pues el accionante incurrió en un incumplimiento grave de sus obligaciones como pasajero, (…) porque en ese momento se encontraba en estado de embriaguez (…) actuó de forma violenta al empujar, gritar y ofender a los colaboradores de la Aerolínea cuando estos le informaron que el vuelo que quería abordar se encontraba cerrado».

Sin embargo, la Corporación Judicial determinó que los Reglamentos Aeronáuticos de Colombia, RAC, «disponen una regla particular, consistente en que en ningún caso la admisión del pasajero puede negarse a partir de razones que impliquen discriminación de tipo racial, político, religioso o de cualquier otra índole».

La Corte advierte finalmente que la Aerolínea «adoptó una decisión de negación del servicio sin tener competencia para ello, (…) por lo tanto, se está ante una evidente vulneración del debido principio de legalidad, propio del debido proceso, en tanto la empresa accionada se arrogó facultades que no le han sido conferidas por el ordenamiento jurídico».

Finalmente solicitó a la Aeronáutica Civil que «garantice el cumplimiento de la orden judicial, consistente en la eliminación de la denominada lista de viajeros no conformes administrada por Avianca y la prohibición de recopilación futura de datos personales destinados a impedir el acceso a los servicios públicos».

Compartir: