Juan Guerra

Bogotá, 09 de Marzo _RAM_ La situación cafetera de hoy, sin duda, la más crítica de la historia, tiene un nombre que empieza por Gabriel y termina por los apellidos Silva Luján cuya nefasta gerencia todavía no acaba de registrar todos los estragos.
Dejó a la caficultura en un problema estructural de producción con el nivel más bajo en 36 años. Se comprometió a llegar a una producción de 14 millones de sacos y la redujo a la mitad.
Las finanzas del Fondo Nacional del Café y de la Federación, totalmente liquidadas.
Las tiendas Juan Valdez, su gran apuesta, a estas alturas no logran despegar.
Colombia cayó del segundo al cuarto nivel como país productor del grano y pasó de exportador a importador.
Cabalgó en los apoyos del gobierno que elogiaba y del cual hizo parte y del cual ahora denigra con marcada deslealtad.
Por estar buscando réditos personales, no recibía a los productores, ni a los tostadores, ni a los comercializadores de café.
Hizo nombrar al lánguido Luis Genaro Muñoz para seguir desgobernando en cuerpo ajeno con su lugarteniente, el controvertido Guillermo Trujillo Estrada, “Piragua”, a quien en su natal Manizales se le conoce también con el remoquete de «El Sepulturero».

Moción de censura
A propósito: En la mesa de concertación entre los dirigentes del movimiento de la dignidad cafetera y el gobierno, uno de los productores del grano acusó a Guillermo Trujillo Estrada, quien se encontraba en el recinto, como uno de los causantes al lado de Gabriel Silva Luján y Luis Genaro Muñoz Ortega, de la galopante crisis cafetera. Trujillo (el destituido ex secretario gerneral de Fedecafé) fue acusado de manipular las elecciones cafeteras y de impedir la participación de los caficultores. En tal sentido fue señalado como uno de los causantes de la problemática cafetera y de la profunda crisis de la Federación. En su melancólico haber está la destrucción de la naturaleza federativa y regional de la caficultura.
Y para completar su obra, hoy la Federación queda en cenizas, después de la pérdida de legitimidad y representatividad, que es el fruto de haber acabado con la fortaleza federativa regional de la institución por los últimos diez años, que eran los comités departamentales y municipales. De Silva se dice que con su macrocefalia centralista, fijó la lápida de la otrora poderosa Federación.
Los decretos de la bonificación judicial
Juan Guerra supo que si el alto gobierno no se pone las pilas, podría regresar la anormalidad laboral en el poder judicial. Veamos el motivo:
El decreto de la discordia lo presenta el gobierno como decreto de nivelación salarial, pero es la bonificación aprobada.
Dice la fuente de altísima credibilidad que si este lunes 11 de marzo no se expiden los verdaderos decretos de nivelación salarial, declararán la hora cero para volver a la “paromanía”.
Insistimos: El llamado decreto de la discordia lo presenta el gobierno como el decreto de nivelación salarial, pero es ni más ni menos la bonificación aprobada que condujo al levantamiento del largo cese de actividades de los servidores de la rama.

Las Guerreras de Juan
*** Mientras el presidente del Directorio Nacional Conservador, Efraín Cepeda, apoya la reelección presidencial, su jefe, el ex presidente Andrés Pastrana, le da un no rotundo a la figura que entronizó Uribe.
*** La ministra de Educación Nacional, María Fernanda Campo, pidió bolsas para el mareo cuando montó en bus, en Cúcuta. Está enseñada a viajar en autos particulares bien lujosos y de modelo reciente.
*** El embajador de Colombia en Londres, Mauricio Rodríguez, es cuñado del presidente Santos
*** Carolina Soto, la esposa del ministro de Salud, Alejandro Gaviria, oficia como viceministra de Hacienda. Matrimonio que devenga unido permanece unido.
*** Catalina Crane, la esposa del ministro de Minas, Federico Rengifo, es alta consejera de la Presidencia de la República.
*** Patricia Cárdenas Santamaría, la hermana del ministro de Hacienda, es embajadora de Colombia en el Japón.
*** La esposa de Alejandro Santos, sobrino del «pre» y director de Semana, es secretaria jurídica de la Federación Nacional de Cafeteros.
*** El hijo del gerente del Banco Agrario, Nicolás Estupiñán, está muy bien colocado en el ministerio de Transporte
*** La señora del Super-Salud, Ana Fernanda Maiguasha, acaba de ser designada co-directora de la junta del Banco de la República.

Un Mincomunicaciones incomunicado
“En casa de herrero azadón de palo” solían decir los abuelos para significar que donde más debería haber algo específico y necesario, era donde más faltaba.
Sucede con la cartera pomposamente convertida en ministerio de la Tecnología de la Información y las Comunicaciones, donde resulta más fácil ganarse el baloto que conseguir a cualquiera de sus funcionarios.
El conmutador 344 34 60, una máquina más con la que no se puede interactuar, se limita a indicarle al pobre usuario que oprima el #1 si quiere llamar a una extensión y luego lo invita a que marque el número correspondiente. La única respuesta que se obtiene al otro lado de la línea es esta: el usuario no está disponible. Insista más tarde o llame a otra extensión
Sabemos de una persona de Medellín que hace un mes está tratando de conseguir una información relacionada con una gestión que adelanta en ese ministerio, sin que hasta la fecha le haya sido posible encontrar a alguno de los funcionarios encargados del asunto.
Vale preguntar: ¿si esto ocurre en pleno siglo XXI en el ministerio que debería estar a la cabeza en tecnología, información y comunicación, que pasará en otras dependencias? Con toda razón se hablan pestes de la burocracia.

¿Habemus Papam?
Este martes, 12 de marzo, comienza el cónclave en la Capilla Sixtina para elegir al sucesor del emérito Benedicto XVI.
Los corresponsales vaticanos intuyen que esta sea una de las elecciones más intrincadas de la historia pontificia.
La elección del Papa 266 estará a cargo de 115 cardenales habilitados para votar. De la mayoría depende que el elegido sea europeo o americano.
De los tres cardenales colombianos, el único que votará será el arzobispo de Bogotá, monseñor Rubén Salazar. Asistirá, pero no sufragará monseñor Darío Castrillón. Permanece en Bogotá el tercer purpurado, monseñor Pedro Rubiano Sáenz, quien se recupera de reciente intervención quirúrgica.

Toda una parody-a
Un nuevo debate jurídico se avecina ahora por cuenta del nombramiento de la ex senadora y ex consejera presidencial Gina Parody como directora del Sena.
Algunos ex magistrados y ex consejeros consultados por Juan Guerra opinan que la funcionaria no cumple con los requisitos que exige la ley para estar al comando de esa institución. Otros, por el contrario, aseguran que si y defienden su posición argumentando que las normas colombianas permiten reemplazar, por estudio, lo que falta de experiencia.
El tema lo ventilaron algunos medios de comunicación, pero rápidamente fueron rectificados por el gobierno y los allegados de Gina Parody, que aseguraron que todo estaba en regla y que no había de qué preocuparse.
Según las fuentes consultadas, al presidente Santos y a la joven política los convencieron de una situación que no es cierta y que ningún argumento jurídico podrá respaldar cuando el asunto quede en manos de los altos tribunales de justicia del país.

Por qué no cumple requisitos?
El Artículo 12 de la ley 119 de 1994, por la cual se reestructuró el Sena, señala que el director general debe acreditar dos condiciones: la primera es el título profesional universitario, y la segunda es una experiencia mínima de cinco años en cargos directivos de gerencia pública o administrativa o educativa o de formación profesional o de desarrollo tecnológico.
En la hoja de vida de Gina Parody, publicada en la página web de la Presidencia de la República, aparecen acreditados cinco meses con su paso por la alta consejería para Bogotá y 19 meses de gerencia privada como administrativa. Es decir, de 60 meses de experiencia que impone por ley la segunda condición para ser director del Sena, sólo acredita 24.
Sus defensores afirman que el tiempo restante lo cumple teniendo en cuenta las equivalencias (reemplazo de un requisito por otro) que determina el Decreto 770 de 2005, por medio del cual se establece el Sistema de Funciones y de Requisitos Generales para los Empleos Públicos, y que en su artículo 8.1.2.1 consagra como equivalente a tres años de experiencia el estudio de un postgrado en la modalidad de maestría. Y como la funcionaria acreditó dos maestrías, entonces cumple a plenitud con el requisito. Este argumento lo refuerzan con lo establecido en el Decreto 2772 del 2005, que establece las funciones y requisitos generales para los diferentes empleos públicos de los organismos y entidades del orden nacional y que en su artículo 26 define las equivalencias entre estudios y experiencia.

Preparan demanda
Sin embargo, para quienes preparan la demanda contra el nombramiento de Gina Parody, los anteriores argumentos no son válidos, pues ambos decretos, el 770 y el 2772 del 2005, en su respectivo artículo primero aclaran: están equivocados los que bajo esa normatividad sustentan la defensa de la ex consejera para Bogotá,
“El presente decreto no se aplica a los organismos y entidades cuyas funciones y requisitos están o sean definidos por la constitución o la Ley”.
En consecuencia, sostienen las fuentes consultadas, si los requisitos para ser director del Sena están establecidos en la ley 119 del 94, que se encuentra vigente, no es procedente aplicar algún tipo de equivalencia de las que prevén para el nivel directivo de las entidades del orden nacional los decretos 770 y 2772 de 2005. Resaltan además que aunque el artículo 32 del 2772 señala que el Presidente de la República puede autorizar la compensación de requisitos en casos excepcionales para empleos de libre nombramiento y remoción, sólo puede hacerlo frente a “los requisitos señalados en este decreto”. Por lo tanto, según los demandantes, no puede autorizar compensación de requisitos cuando éstos están señalados en una ley.

Una opción adicional
Quedaría otra alternativa y es que el Sena, mediante su ordenamiento interno, dispusiera de una equivalencia especial a esa obligación que impone la ley 119 de 1994. Pero esas equivalencias en el Sena están fijadas mediante resolución N° 986 del año 2007, firmada por Darío Montoya, y al único funcionario que no favorecen es al director general, precisamente porque no es posible que una norma inferior como lo es una resolución, sustituya lo que dice una ley.
Las cartas están echadas. Las demandas vienen en camino y se asegura que es tan evidente que Gina Parody no cumple con los requisitos para ser la directora del Sena, que el Consejo de Estado, al admitir la demanda, deberá echar mano de la figura de la suspensión provisional.

Dobles y mandobles de Pastrana
Los repartió a diestra y siniestra el ex presidente y jefe conservador Andrés Pastrana en extenso diálogo con la directora de noticias de RCN Radio, Yolanda Ruíz.
En su arremetida figuraron el proceso de paz, el gobierno Santos, los ministros del despacho, la precandidatura de Marta Lucía Ramírez y el futuro del conservatismo.
Sobre el proceso de La Habana comentó: «Lo que pasa es que conocemos tan poco del proceso de paz, que es muy difícil opinar. Es decir, aquí hay experiencias importantes de ambas partes para tenerlas en cuenta».
Y como alineado con el ex presidente Uribe – ¡quién lo creyera!- soltó esta otra perla: «Aquí vamos a hablar es del tema de seguridad en Colombia, es decir, el problema del país en este momento, inclusive, si lográramos hacer la paz con las Farc».

Reclamos a Santos
Y arrancó su rosario de reclamos contra el Presidente Santos: «el país no está en crisis y lo que sucede es la falta de ejecución; no hay infraestructura portuaria o aérea… hay temas complicados». «Con el régimen de subsidio que se le ha venido dando a los distintos sectores, hoy el país ya no resiste. Es que no tenemos los recursos, es decir, tenemos que revisar nuestra política agrícola, porque si estamos cultivando unos productos que no deberíamos cultivar en Colombia, pero los estamos subsidiando, debemos buscar mecanismos diferentes. Se debe hacer un ajuste importante».
Y recomendó ponerle ojo a esto: «hay una gran crítica que escuchamos permanentemente por la falta de ejecución. Los ministros no están ejecutando. ¿Qué es lo que está sucediendo en sus respectivas carteras? Yo creo que es ahí donde el Presidente de la República debe ejercer su liderazgo para impulsar al gabinete. ¿Será que hay que cambiarlos y traer a otros que den resultados?».
Resumiendo: No está de acuerdo con apoyar una eventual reelección de Santos. Respalda un candidato propio del conservatismo que tiene una imagen favorable del 40%. No ve claridad sobre las aspiraciones de Martha Lucía Ramírez como candidata por el Partido Conservador. Y no descartó un posible enfrentamiento político entre Juan Manuel Santos y su primo Francisco.

En busca de las curules vacías
Cuenta el periodista Juan Carlos Martínez, de la agencia [email protected], que los exparlamentarios Víctor Velásquez, Charles Shultz, Luis Elmer Arenas, Jairo Mantilla, Marco Alirio Cortes y Tulio César Bernal, entre otros, le piden al presidente del Senado, Roy Barreras, que les dé vía libre para asumir las curules que por decisiones judiciales han dejado vacías Dilian Francisca Toro, Javier Cáceres, Fuad Rapag, Piedad Zuccardi, por comportamientos sucedidos en el pasado y la norma dice que la silla vacía aplica a partir de casos futuros.
“Estamos a la espera que el senador Barreras llame a los que siguen en la lista de los respectivos partidos para ocupar las curules que dejaron vacías los senadores salientes”, explicó el jurista Velásquez.
Reporta desde Manizales el colega Héctor Arango: El ex-vicepresidente Francisco Santos dijo en Caldas que su experiencia en la vida pública se circunscribía a ocho años, sirviendo de segundo a bordo del presidente Uribe y dos marchas organizadas contra el secuestro.¿Será este un explícito reconocimiento de que estas manifestaciones en favor de personas secuestradas tuvieron un trasfondo político?

LA RETAGUARDIA
Cuando vieron a Guillermo Trujillo Estrada, “Piragua”, el despedido ex secretario general de la Federación Nacional de Cafeteros, merodeando por la “cumbre” de Pereira, que puso fin al dilatado paro cafetero, alguien preguntó: ¿Y ese hombre qué hace aquí, si no tiene arte ni parte en el problema?, a lo que respondió un delegado de Caldas: Seguramente viene en representación de los antiguos tomadores de tinto de los desaparecidos cafés El Polo y La Cigarra, de Manizales.

Compartir: