«Chávez vive, la lucha sigue»: Maduro

Caracas.- Él vicepresidente Nicolás Maduro afirmó que el alma y el espíritu del presidente Hugo Chávez «eran tan grandes que ya su cuerpo no lo aguantaba». Añadió que no «hubo líder en la historia de la patria más vilipendiado, injuriado, atacado» que el Jefe de Estado, sin embargo advirtió que dicha situación no logró afectarlo, porque éste «tenía desde adentro el escudo más poderoso que puede tener un ser humano, su pureza, su amor de Cristo».

En ese sentido, tras pedir permiso a la familia Chávez, el vicepresidente expresó: «Perdonamos a los que lo injuriaron. Que esté usted libre de todo la culpa que trataron de echarle», comentó.

Señaló, hoy durante el funeral de Estado, que miembros del Gobierno y allegados a Chávez se encontraron «frente a él, como nunca hubieran querido estar, con el dolor más inmenso que pueda caber en la humanidad».

Calificó la pérdida física del presidente como una «hora dura y trágica», y expresó: «Aquí estamos, comandante».

Maduro agradeció a «quienes vinieron desde las 4 latitudes» para homenajear al primer mandatario nacional.

Detalló que en el país se rompió «el maleficio de la traición de la patria», por lo que los partidarios del Chávez le «serán leales hasta la muerte».

Maduro, además, alzó el texto constitucional y advirtió: «Todo lo que hoy somos, está aquí. Aquí está nuestra guía (…) esta carta es para hacer revolución democrática». Agregó que «Venezuela es de todos, para todos».

También relató que Chávez escribió su testamento en el año 2012, «con su puño y letra», en cual dejó cinco tareas históricas: la primera, mantener y consolidar la independencia conquistada en estos 14 años; segundo, construir el socialismo diverso y democrático; tercero, levantar a Venezuela como un país potencia en el marco de la gran potencia de América Latina; cuarto, consolidar un mundo de equilibrio, sin imperios; quinto, el cual, según Maduro da coherencia al testamento, se trata de contribuir con la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana.

«Aquí está, comandante, su testamento», manifestó. Sostuvo que Chávez solía decir: «Nicolás, Elías, Rafael, Yadira, Jorge, ¿qué van a hacer ustedes cuando yo me muera? Le pedíamos que no dijera eso». Agregó: «Él lo dejó todo arreglado, queda de parte nuestra si lo hacemos o no lo hacemos».

El vicepresidente finalizó su alocución con la frase: «¡Chávez vive, la lucha sigue!».

Compartir: