Continúa paro de trabajadores en la Universidad Nacional

BOGOTA, 04 de Marzo ¬_RAM_De acuerdo con el vicerrector general de la institución, Jorge Iván Bula, los trabajadores introdujeron nuevas condiciones para levantar la asamblea permanente, entre las cuales figura el pago de una prima técnica mensual por el resto de año, equivalente al 30 por ciento, dada la imposibilidad de un incremento salarial, que solo sería posible a partir del 2014.
«Ante la inviabilidad del pago de esta prima con el presupuesto de la universidad, les propusimos que en abril el Consejo Superior Universitario decidiría sobre la revisión de condiciones de carrera administrativa, suprimiendo los acuerdos que atentaran contra la misma», afirmó Bula.
Por su parte, Jaime Salamandra, miembro del comité promejora salarial de la Universidad Nacional, aseguró que la petición de resolver el incremento salarial a través de una prima técnica se sustenta en la posibilidad que tiene la Universidad de acudir a normatividad interna para hacer efectivo el pago de esos recursos.
«Recientemente utilizaron esas normas internas para hacer efectivos incrementos salariales de los directivos, entre ellos el rector», aseguró Salamandra.
Lo anterior significa que si un trabajador devenga 1 millón de pesos mensuales, se le pagarían 300 mil pesos por concepto de prima (es decir, el 30 por ciento de dicho salario).
Los trabajadores también solicitaron la derogatoria de un acuerdo del 2004 que le permite al rector crear y suprimir cargos.
«No vemos un panorama claro respecto de nuestras peticiones -afirmó Salamandra-, por lo que seguiremos en asamblea permanente. Vamos a sumar otros sectores y a plantear nuevas discusiones».
Bula agregó que la universidad sigue con las puertas abiertas al diálogo y que esperan que los empleados administrativos reconsideren esta situación. Por ahora, no hay una nueva fecha de reunión entre las partes.
El bloqueo de edificios ha llevado a la suspensión forzada de clases de cerca de 30 mil estudiantes de pregrado y 5.000 de posgrado en las sedes de Bogotá y Palmira. Algunos cálculos estiman que la sede Bogotá pierde cerca de 1.500 millones de pesos diarios a causa de la parálisis.

Compartir: