Advierten que Chávez no será por ahora visto en público

CARACAS. DPA, AFP, EFE Mientras crecen las dudas sobre la verdadera situación médica de Hugo Chávez, el gobierno venezolano rechazó los pedidos de la oposición que reclama la aparición pública del mandatario para determinar si está en condiciones de ejercer su cargo y calificó de “ chantaje ” la demanda.

En esta ocasión fue el canciller Elías Jaua quien salió a enfrentar los cuestionamientos. “Los que queremos ver a Chávez recuperado y sano, lo que queremos es que esté tranquilo, haciéndose el tratamiento que debe hacer. Los que quieren que Chávez no se recupere, tienen un chantaje y una presión criminal, miserable, ante la cual no vamos a ceder y pedimos a todo el pueblo noble de Venezuela que nos acompañe”, señaló Jaua. Agregó que el líder bolivariano “ está dando una batalla por su vida ” y que merece seguir su proceso de recuperación en tranquilidad, a pesar del “chantaje de los malvados y crueles”.

La declaración se produjo luego de que el vicepresidente Nicolás Maduro revelara que Chávez está recibiendo nuevamente sesiones de quimioterapia como parte de los “tratamientos complementarios” a los que está siendo sometido para combatir el cáncer que padece, como adelantó Clarín, y en medio de la ola de rumores sobre la salud del mandatario. La oposición pide que reaparezca en público o se informe su verdadera situación.

“Los tratamientos que está recibiendo el comandante Chávez son duros, pero él tiene ahorita una fortaleza superior a los tratamientos y se encuentra en buen estado de ánimo, batallando”, afirmó Maduro. Reiteró que respira por una cánula traqueal por una insuficiencia respiratoria, y se comunica “ por vía escrita y por otras vías que él mismo ha inventado ”.

Desde diciembre pasado, cuando fue operado por cuarta vez de un tumor, Chávez no ha sido visto en público y el gobierno venezolano sólo difundió cuatro fotos del Presidente sonriente en su cama de hospital en La Habana, junto a dos de sus hijas. La oposición viene pidiendo que el mandatario aparezca o renuncie, en caso de que no pueda seguir gobernando. Pero las autoridades insisten en que el comandante sigue ejerciendo el mando –e inclusive sostienen que da órdenes–, y acusa por su parte a la oposición política de difundir rumores e intentar “desestabilizar” al país.

Compartir: