Fracasa presidente colombiano en intento de detener huelga cafetera

Bogotá, 25 feb (PL) El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, intentó hoy, infructuosamente, detener la huelga de miles de cafeteros en todo el país en protesta «por la nula atención gubernamental a las demandas reiteradas del sector, que generaron el paro».

En un mensaje difundido por medios televisivos, Santos sostuvo que los cosecheros nunca han estado solos,tras señalar que «la mayoría de los miembros de ese sector no están apoyando el paro «por considerar que no tiene sentido y va en contra de su federación».

Los productores del sector, a quienes se unieron los cultivadores del cacao, pusieron en marcha masivamente la huelga a la hora fijada de antemano, en los 21 puntos de concentracionen del país, y respondieron de inmediato a las declaraciones de Santos.

Hoy lunes es el momento definitivo: nuestro futuro o nuestra desgracia, aseveró Francisco Herrera, uno de los líderes de la huelga citados por el diario El espectador.

Le vamos a decir al presidente Santos que esto no es una partida de póquer. Esto es una cuestión de hambre, de ruina, de una pobreza que no habíamos sentido nunca», dijo.

La problemática del gremio cafetero es tan grande que estamos a punto de desaparecer, destacó por su parte uno de los huelguistas en el departamento de Huila.

Reclamamos, expresó, que haya un punto de sustentación base que nos permita al menos saldar los costos de producción y obtener un 30 por ciento de ganancia.

Nuestra indignación obedece al maltrato del ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo; y el presidente de la Federación Cafetera, Luis Genaro Muñoz, quienes manifestaron que nuestras marchas están infiltradas por politicos y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo, lo cual rechazamos, agregó.

En tanto, el delegado del Consejo para la Defensa del Cacao y la Mesa Nacional Cacaotera en el departamento de Santander, Omar Acevedo, ratificó que la intención del paro es protestar de manera pacífica para exigir al Gobierno mejores precios y un control total del contrabando e importaciones desmesuradas del grano.

La institucionalidad cafetera no nos representa, no habla de la realidad que vivimos los cosecheros de base, esgrimió por su parte Franklin Echeverry, vocero del Movimiento Nacional por la Defensa y Dignidad Cafetera.

Compartir: