Los Oscars 2013 rendirán pleitesía a la música de sus películas más recordadas

Los Ángeles, 23 de Febrero ¬_RAM_ La 85 edición de los Oscars promete ser todo un homenaje a las bandas sonoras y la música de sus películas más recordadas, a las que los premios rendirán pleitesía este domingo con numerosas actuaciones sobre el escenario del Teatro Dolby, entre ellas, algunas tan esperadas como la de Adele, la de Barbra Streisand o la de Shirley Bassey.
Adele se subirá a las tablas para cantar en directo por primera vez el tema Skyfall, canción perteneciente al filme número 23 de la saga James Bond, por la que aspira al Oscar, mientras que Streisand regresará a la gran gala del cine por primera vez en los últimos 36 años, cuando interpretó A Star Is Born en marzo de 1977.
Bassey, por primera vez en los Oscars a sus 76 años, firmará una actuación relacionada con el 50 aniversario de la franquicia Bond, aunque no han trascendido más detalles. Asimismo, Norah Jones prestará su voz a la canción Everybody Needs a Best Friend, de la comedia Ted.
Se prevé un total de 13 interpretaciones, la última de ellas a cargo de Kristin Chenoweth y el propio Seth MacFarlane, el maestro de ceremonias que será la gran baza de humor de los Oscars y que se ha guardado un número sorpresa, justo para el momento posterior a la entrega de la última estatuilla, la de mejor película. «Nadie se debe perder ese momento», han indicado los productores de la gala, Craig Zadan y Neil Meron, que han confirmado que la Academia hará especial hincapié en los musicales de la última década, como Chicago, Dreamgirls y Los Miserables, para lo cual contarán con la presencia de figuras como Catherine Zeta-Jones, Jennifer Hudson y Russell Crowe, entre otros.
Zadan y Meron fueron los productores de Chicago, ganadora hace una década del Oscar a la mejor película, y cuentan en su expediente con éxitos tanto en televisión (Smash) como en teatro (How to Succeed in Business Without Really Trying). Renée Zellweger, Richard Gere y Queen Latifah, miembros del reparto de aquella cinta dirigida por Rob Marshall, también estarán presentes en el evento.
El tributo a Los Miserables incluirá también las voces de Hugh Jackman, Anne Hathaway, Amanda Seyfried, Eddie Redmayne, Aaron Tveit, Samantha Barks y Helena Bonham Carter, las caras más relevantes de la cinta dirigida por Tom Hooper, una de las candidatas a Mejor película en la presente edición de los Oscars.
Sobre el escenario que se empleará apenas se han proporcionado datos, pero la Academia ha dejado entrever que habrá pantallas led de distintos tamaños y formas para lograr que los números musicales «se integren» con los homenajes a las películas. A falta de un día para el evento, decenas de trabajadores ponen a punto toda la decoración exterior que adornará cada rincón de la alfombra roja y comienzan a retirar los plásticos que protegen las figuras de los Oscars, los cuales poblarán esos poco más de 100 metros que lucirán repletos de «glamour» y lujo. En estas horas previas, turistas y curiosos tomando fotos se entremezclan en ese espacio con periodistas, publicistas y presentadores de televisión, para ver de cerca cómo será el recorrido sobre el que millones de ojos fijarán su mirada mañana.
En cualquier caso los productores han querido dejar claro que la música no eclipsará al celuloide en esta edición de los Oscars y que el espectador no tendrá duda alguna acerca de lo que está viendo. Para eso contarán con un plantel estelar de celebridades con el fin de entregar las estatuillas, una lista en la que figuran Jane Fonda, Jennifer Garner, Kristen Stewart, Jennifer Aniston, Michael Douglas, Jamie Foxx, Salma Hayek, Liam Neeson, John Travolta, Ben Affleck, Jessica Chastain, Jennifer Lawrence, Halle Berry, Sandra Bullock, Nicole Kidman, Reese Witherspoon y Mark Wahlberg, entre otros.
También estará el reparto de The Avengers, acudirán los ganadores del Oscar el año pasado en las categorías de interpretación (Jean Dujardin, Christopher Plummer, Octavia Spencer y Meryl Streep) y habrá intervenciones especiales de la mano de Joseph Gordon-Levitt, Daniel Radcliffe, Channing Tatum y Charlize Theron. Jack Nicholson y Dustin Hoffman son los rostros anunciados a última hora por la Academia.

¿Quiénes serán los posibles ganadores?

A sólo unas horas de la entrega de los premios Oscar 2013 los principales periodistas y portales de la web comienzan a hacer apuestas y arriesgan los eventuales ganadores de la estatuilla.
Algunos claros favoritos serían Daniel Day- Lewis en la categoría de Mejor Actor y Anne Hathaway en el rubro de Mejor Actriz de Reparto, aunque existen otras que tendrán un final de fotografía.
En tanto, según grandes críticos de cine y el portal Eonlinelatino.com, estos son los candidatos con más posibilidades:
A la mejor película se especula que puede llevarse la estatuilla Argo, aunque también suena mucho Lincoln. Sin embargo, teniendo en cuenta la producción o su contenido los films que se merecen el premio son Argo o Zero Dark Thirty.
A la categoría de mejor director Steven Spielberg es el que cuenta con más posibilidades aunque también podría ganar Ang Lee. En tanto, si del mejor trabajo logrado se trata, Michael Haneke es el que debería ganar.
Para mejor actor las apuestas apuntan hacia Daniel Day-Lewis en primer lugar y luego a Bradley Cooper, aunque se considera que debería ganar Day-Lewis o Joaquín Phoenix. En tanto, para mejor actriz la preferida es Emmanuelle Riva.
Entre los actores de reparto, Robert DeNiro y Anne Hathaway son los favoritos aunque también se ubican Tommy Lee Jones y Christoph Waltz y en el rubro femenino Sally Field y Amy Adams.
Amour sería la ganadora como película extranjera, mientras que entre las animadas Frankenweenie, Ralph el demoledor o Brave son las principales candidatas.

Alfombra desplegada y menú tradicional preparado

La alfombra roja está desplegada y cubierta de plástico, los sobres con el mayor secreto de Hollywood están listos y el menú de la fiesta ya ha sido desvelado. Como es tradición en los Oscars, los comensales degustarán pollo con trufas, salmón oscarizado y chocolates dorados. El chef austríaco Wolfgang Puck, al mando de 350 cocineros y 600 camareros y baristas, servirá a 1.500 invitados en la fiesta que cerrará con broche de oro la temporada de premios de Hollywood, tras la entrega de los premios Oscars. En una carpa instalada en el Hollywood Boulevard frente al Teatro Dolby, donde tendrá lugar la gala, los organizadores expusieron a la prensa los bocadillos que comerán los artistas, como pizzas, mini hamburguesas con queso cheddar y conos rellenos de salmón ahumado.
Además, «tenemos que tener el pollo con trufas a la cacerola, los salmones oscarizados y los Oscars de chocolate dorado, que son una tradición», dijo Puck, quien cumple 19 años sirviendo la cena más apetecida de la Meca del entretenimiento. Su característico «salmón oscarizado» -una lonja de salmón sobre una lámina de hojaldre cortada con forma de Oscar y, por supuesto, salpicada en caviar- será el primer bocadillo en recibir a los invitados de la fiesta ofrecida por los directores de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas. «Están tan hambrientos cuando salen del teatro que todos buscan comida. Así que, al salir, tendrán este gran sushi bar y una estación de frutos de mar», además de camarones al coco picante, sándwich tostado con queso parmesano y salsa tártara y pollo al wonton, explicó el chef.
Luego, los invitados de los Oscars degustarán cerca de 12 platos principales, como las patatas al horno con caviar, tortellinis con trufas, cordero y langosta, dijo Puck, dueño de un emporio de 21 restaurantes en Estados Unidos. Al término de la cena, podrán optar entre una veintena de dulces, como crème brulée de chocolate y frambuesa, cintas de helado con uvas congeladas y los clásicos Oscar de chocolate bañados en polvo dorado. Mientras esta demostración a la prensa tenía lugar, la calle, ya cerrada al tránsito, era un bullicio de trabajadores que cortaban, medían, pegaban e instalaban las gradas donde se instalarán el público y los periodistas. La alfombra roja, pináculo de las alfombras rojas, se extendía por una cuadra y cubría la calle de una acera a la otra, protegida por un plástico.
Máxima seguridad
Los turistas que lograban pisar algunos metros del plástico cobertor se tomaban fotografías posando artificialmente como estrellas. Un guardia de seguridad que trabajaba para la organización de los Oscar dijo que pasar el día viendo a la gente haciendo trampas era «muy divertido».
En tanto, el diseñador Marc Friedland exponía los sobres dorados que guardarán, impreso en tarjetas rojas diseñadas a mano con un estilo clásico, el secreto mejor guardado de Hollywood, los ganadores de los Oscars, elegidos entre los nominados. «Creo que son los sobres más famosos del mundo. Probablemente son vistos por 1.000 millones de personas en el momento en que alguien dice «y el ganador es…'» Pero sólo 48 personas los tienen en sus manos, los 24 presentadores y los 24 ganadores», dijo Friedland.
El diseñador contó que su estudio manufactura tarjetas por cada uno de los nominados y se las entrega a los contadores de PricewaterhouseCoopers, quienes tras contar los votos introducen en cada sobre la que corresponde al ganador. «Y las tarjetas de quienes no fueron seleccionados son destruidas, para que no terminen en una subasta», agregó. Brad Oltmanns y Rick Rosas, de la firma londinense Pricewaterhouse Coopers, son los únicos que saben quiénes son los ganadores.
La noche de los Oscars, llegan al teatro en vehículos distintos y se colocan tras los bastidores, para entregar a los presentadores cada sobre en sus manos. La ceremonia comenzará el domingo a las 17.00 horas (02.00 hora española del lunes) con la cinta histórica Lincoln, de Steven Spielberg, y la fantasía en 3D La vida de Pi, de Ang Lee, como favoritas con 12 y 11 nominaciones respectivamente.

Compartir: