FARC propone plan para garantizar soberanía alimentaria

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) presentaron hoy en La Habana 10 propuestas para garantizar la soberanía alimentaria y el buen vivir de la población en el país sudamericano.
«El programa plantea una oferta suficiente, estable, salubre y ambientalmente sostenible de alimentos para el consumo, con una base en la producción campesina, individual, colectiva o asociativa», informó el jefe de la delegación guerrillera, Iván Márquez, minutos antes de reiniciar el diálogo de paz con representantes del gobierno de Juan Manuel Santos.
Márquez señaló la necesidad de proporcionar protección, estímulo y subsidio a la producción campesina de alimentos, y también a las economías de comunidades indígenas y afrodescendientes.
También llamó a articular una relación equitativa entre productores rurales y consumidores urbanos, mediante un sistema de compras estatales, regionales y locales.
El presidente Santos y el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, han expresado que «la construcción de una paz estable y duradera pasa necesariamente por la transformación del campo», una de cuyas variables principales es el acceso de los campesinos a la tierra.
Desde el inicio oficial de las conversaciones el pasado el 19 de noviembre, ambas partes dialogan sobre el primer tema de la agenda: el desarrollo rural, considerado uno de los puntos claves para el fin del conflicto.
Al concluir el cuarto ciclo de las pláticas de paz, el pasado 10 de febrero, ambas partes admitieron «avances» y «aproximaciones» sobre el propósito de dar acceso progresivo a la tierra al mayor número posible de colombianos que no la posean.
El resto de los asuntos acordados en la agenda se refieren a la participación política, el fin del conflicto armado, la solución al problema de las drogas ilícitas, los derechos de las víctimas y los mecanismos de verificación y refrendación de lo pactado en la mesa.
Las conversaciones, con sede permanente en el Palacio de Convenciones de La Habana, tienen el propósito de poner fin al conflicto armado colombiano de hace 50 años, que ha dejado más de 200.000 muertos.

Compartir: