Irán anuncia y luego desmiente que suspende sus exportaciones de petróleo

En una jornada repleta de anuncios para la comunidad internacional en la televisión estatal iraní, una de las informaciones apuntaba a que Irán iba a cortar, suspender o revisar las exportaciones de petróleo a seis países miembros de la Unión Europea. Apenas una hora después, la misma cadena de televisión lo desmintió.

Los países afectados son Holanda, España, Francia, Portugal, Grecia e Italia, y la medida habría sido tomada como represalia por el embargo de Bruselas al crudo iraní.

Tras conocerse la noticia, el precio del barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, se encarecía un dólar -un 1,30%- hasta situarse en casi 119 dólares.

«En respuesta a las últimas sanciones impuestas por la UE contra los sectores energético y bancario de Irán, la República Islámica ha cortado sus exportaciones de petróleo a seis países europeos», había asegurado la mencionada cadena.

Y esta misma había precisado que Teherán había convocado por separado a los embajadores de los seis países afectados para anunciarles directamente su primera intención de «revisar» sus ventas de petróleo.

Los Veintisiete llegaron el pasado 23 de enero a un acuerdo para prohibir firmar nuevos contratos de petróleo con Irán y poner fin a los contratos en vigor en la actualidad partir del próximo 1 de julio.

Los embajadores permanentes lograron entonces superar las resistencias de Grecia, que recibió «garantías políticas» de sus socios para garantizar «la continuidad del suministro de petróleo», aunque ayer mismo Bruselas reconoció que no las tenía todas consigo.

El principal suministrador de petróleo a España es Irán, ya que supone un 14,6% del total, según datos del Ministerio de Industria referidos al año 2010.

En concreto, de Irán se importaron 6,27 millones de toneladas de un total de 52,5 millones. El secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, ha confiando en que Arabia Saudí -el siguiente país que más exporta a España con 5,8 millones de toneladas- compense en parte la suspensión del crudo iraní.

Compartir: