Ya está en libertad el soldado Josué Álvarez Meneses

El soldado Josué Álvarez Meneses fue liberado por guerrilleros de las Farc en zona rural del municipio de Policarpa en el departamento de Nariño, cerca de donde fue secuestrado a finales del mes de enero.
El soldado vestido de civil fue entregado a una comisión humanitaria liderada por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la ex congresista Piedad Córdoba.Solano refirió que la liberación de tres miembros en poder de la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) sufrió un retraso en la primera fase del proceso pues estaba prevista para el jueves y buscaba la libertad de los policías Cristian Camilo Yate y Víctor Alfonso González, pero fue suspendida por la supuesta presencia masiva de medios en la zona y se reanudó el viernes con éxito.
La exsenadora y líder de CCP, Piedad Córdoba, agregó que estos operativos de liberación son «los gestos de paz que construyen, y más cuando estamos en un diálogo de paz entre la insurgencia y el Gobierno» en La Habana desde el pasado noviembre, refiere la agencia de noticias Efe.
Álvarez Meneses nació hace 19 años en Samaniego, el pueblo nariñense en el que creció con sus tres hermanos, estudió en la institución educativa agropecuaria Simón Álvarez y decidió más tarde ingresar como soldado campesino al batallón de Infantería 9 Boyacá, con sede en Pasto.
La familia del soldado lo espera en esa guarnición militar, donde cuentan con médicos y psicólogos
Ocho rehenes son liberados en dos días
Con la liberación de Josué Álvarez ya suman ocho las personas liberadas por las FARC y el ELN en un soólo día.
Dos guerrillas del país, las FARC y el ELN, entregaron a ocho personas que tenían secuestradas, al tiempo que tres soldados murieron y otros tres resultaron heridos en un ataque a un camión militar en un paraje cercano de Bogotá, difunde la agencia Efe.
La acción, en la que murieron dos capitanes y un soldado profesional fue atribuido por el Ejército colombiano a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), se registró en el sitio Nazaret, en el Sumapaz, una región de páramo hasta la que se extiende la zona rural de la capital colombiana.
El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que ha participado en la liberación de más de mil 500 personas en Colombia desde 1994, fue el organismo humanitario que ejerció de común denominador en ambos operativos.
Las FARC devolvieron a los dos policías Cristian Camilo Yate y Víctor Alfonso González, hechos cautivos el pasado 25 de enero; mientras que el ELN dejó en libertad a cinco trabajadores de la minera Geo Explorer, secuestrados el pasado día 18 del mismo mes.
Los liberados por el ELN fueron los peruanos Javier Leandro Ochoa y José Antonio Mamani, y los colombianos William Batista, Manuel Zabaleta y Alexis López.
Esa guerrilla mantiene secuestrado al vicepresidente de la empresa, el canadiense Jernoc Wobert, plagiado en los mismos hechos.
Con la entrega de estos dos policías se da por culminada la primera fase del operativo de liberaciones de las FARC, que según Córdoba y el CICR tienen previsto concluir mañana al entregar al soldado Josué Meneses en el departamento de Nariño, también en el suroeste del país y en la frontera con Ecuador.
El jefe de la delegación del CICR en Colombia, el español Jordi Raich, explicó a periodistas que el operativo «en principio, está listo para que se efectúe mañana», aunque remarcó la dificultad de ejecutar dos liberaciones seguidas en distintos puntos del país por el mismo equipo.
De quienes aún no se tiene noticia es de los hermanos alemanes Uwe y Günter Otto Breuer, jubilados que recorrían el país en su propio vehículo en noviembre pasado en la frontera con Venezuela cuando fueron hechos cautivos por el ELN, que les acusó de ser espías.
El presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, exhortó hoy a las dos guerrillas a liberar cuanto antes a todas las personas que estén en su poder.

Compartir: