El Vaticano podría adelantar la elección del sucesor de Benedicto XVI

El Vaticano planteó este sábado la posibilidad de que el cónclave para elegir al Papa que sucederá a Benedicto XVI inicie antes del 15 de marzo, fecha que se acomoda a las actuales normas que exigen un periodo de espera entre 15 y 20 días desde el momento en que el pontificado queda vacante.
El portavoz del Vaticano, reverendo Federico Lombardi, dijo que las principales autoridades pueden estudiar la constitución de la Santa Sede para determinar si es posible un cambio a esta regla.
La norma del compás de espera de entre 15 y 20 días está vigente para permitir la llegada a Roma de “todos aquellos (cardenales) ausentes”.
Sin embargo, Lombardi subrayó que los cardenales saben que el actual pontificado termina el 28 de febrero y tienen bastante tiempo para llegar a Roma.
Dijo que las reglas del Vaticano están abiertas a interpretación y que “éste es un aspecto en discusión entre la gente”
“Se puede entonces interpretar la constitución en modo diferente”, agregó Lombardi, que admitió que ya hay cardenales que han planteado que debería analizarse anticipar la elección.
De hecho, muchos electores piensan que entrar en cónclave entre el 15 y el 20 de marzo -como había estimado el mimso Lombardi en días pasados- significa tener una presión inmensa para que haya un Papa nuevo antes de las celebraciones de Pascua (que se celebrará el 31 de marzo) y que comienzan el domingo de Ramos, 24 de marzo.
Lombardi, aseguró, sin embargo, que eventuales modificaciones de la Constitución Apostólica “Universi Dominici Gregis” sólo podría hacerlas el mismo Papa, antes de abandonar su cargo, el 28-2 a las 20 horas. Es decir, quedan varios días para que el mismo Benedicto XVI -que mañana presidirá su penúltimo Angelus en la Plaza de San Pedro y por la tarde se encerrará en un retiro espiritual hasta el sábado que viene-, disponga de un cambio.

Compartir: