Juan Guerra

Compartir:

(Producción del Colectivo Mambrú)

En la Corte Constitucional: ¿Qué se hicieron las buenas maneras?

Bogotá, 09_02_13¬_RAM_ Juan Guerra conoció en fuentes de primera mano un bochornoso incidente que protagonizó en reciente sala plena de la Corte Constitucional el magistrado Nilson Pinilla.
Olvidándose por completo de las buenas maneras y de su rancia estirpe, se acercó al puesto de su colega Jorge Pretelt Chaljub, y tras asestarle algunos puñetazos al mueble, lo trató de “badulaque”, “holgazán” y “romosinuano”.
La violenta arremetida de Pinilla tuvo origen en la decisión de Pretelt de negarse a firmar el auto mediante el cual se declaró la nulidad de una tutela relacionada con la edad de retiro forzoso en las Altas Cortes, porque, en su sentir, no existe en la sala de la sección quinta (de revisión) del Consejo de Estado, la supuesta providencia del 18 de septiembre de 2012, según denunció el diario El Tiempo.
En la Corte Constitucional y en el Consejo Superior de la Judicatura ha habido en el pasado magistrados en el ejercicio pleno de sus funciones, pese a superar la edad límite de los 65 años: Fabio Morón Díaz, Marco Gerardo Monroy Cabra, Jorge Castillo Rugeles y (sorpréndase) Nilson Pinilla Pinilla. (Que viva el derecho a la desigualdad, le dijo David a Goliat, antes de abatirlo).

Rompieron Andrés y Juan
Juan Guerra se enteró del rompimiento de la vieja relación personal entre el ex presidente Andrés Pastrana Arango y su ex secretario general Juan Hernández Celi, el mismo que manejaba el computador destinado a mantener el control de la alta nómina burocrática del régimen del hijo del doctor Misael.
Una prueba inequívoca del distanciamiento es el hecho de no haber sido invitado el señor Hernández al matrimonio de Santiago Pastrana con una nieta del finado presidente Mariano Ospina Pérez, boda de la más pura estirpe conservadora que se celebrará el próximo sábado, en Cartagena.
Se recuerda que “El Runcho” fue el brazo derecho y el poseedor de los mejores secretos del ex mandatario conservador durante muchísimos años.

Otro desencuentro
Juan Guerra supo que el Presidente Santos se desenjalmó en Chinchiná de Caldas con la dirigencia de la Federación de Cafeteros, pues por cuenta del caucano Luis Genaro Muñoz recibió la más sonora rechifla de que se tenga noticia en los anales de la caficultura.
A punto de salirse de la ropa, el Mandatario designó un supra-comité encabezado por Juan José Echavarría y Mario Gómez Estrada para buscar una aproximación con los cafeteros que mantienen en firme su decisión de irse a un paro nacional el 25 de febrero. A propósito de Gomez Estrada, a quien llaman ahora el nuevo zar del café, tomó kilométrica distancia de su viejo amigo Guillermo Trujillo Estrada, “Piragua”, que se dejó venir con violentas columnas en los diarios La Republica y La Patria contra su viejo amigo de 36 años de «lealtad».

La culpa fue de Genaro
En el Viejo Caldas dicen que el caucano Muñoz tiene los días contados como gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, cargo que le ha quedado grande, como ropa prestada que no le pertenece.
Juan Guerra supo que don Genaro llegó a Manizales anticipadamente a organizar los actos de la visita presidencial al Eje Cafetero, pero lo primero que hizo fue desactivar las invitaciones al evento de los promotores del paro cafetero y eso fue lo que le llenó la copa al doctor Santos, quien de regreso a Bogotá no pudo ocultar su ira con el payanés que pertenece al viejo inventario de la Federación.
El funcionario ya debe tener sus barbas en remojo.

Ignoran comunicado del poderío paisa
El diario El Mundo –el periódico de propiedad de la familia del alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria Correa— no quiso publicar el comunicado del influyente Comité Intergremial de Antioquia contra las inmoderadas alzas del impuesto predial en Medellín, en el que pidió que se revisen los avalúos, tarifas e impuestos que presentan aumentos de más del 25% y hacerles los ajustes correspondientes en las facturas.
El pronunciamiento, que fue aplaudido por la comunidad, tuvo amplio eco en otros medios impresos de mayor circulación como El Colombiano, Q´hubo, El Tiempo y El Espectador.
Treinta y cuatro de los cuarenta dirigentes gremiales que hacen parte del Comité se reunieron con el Secretario de Hacienda del Municipio de Medellín, David Rodríguez, para escuchar de primera mano el proceso que llevó a la administración Municipal para realizar un incremento considerable a las tarifas del impuesto predial.
En la reunión se analizó el porqué del incremento excesivo en la tarifa del impuesto predial. Quedó claro que el Comité, a pesar de las diferencias de criterio que puedan existir entre sus miembros, es un interlocutor de las múltiples manifestaciones de descontento e inconformidad del sector empresarial e industrial de la ciudad ante un aumento del impuesto predial que deja a Medellín por encima del promedio nacional. Las conversaciones continuarán esta semana, aunque el alcalde Gaviria esté en gira por Europa.

Presidente entierra aeropuerto
Aerocafé, al que algunos guasones llaman «Aeromuerto» recibió «santa» sepultura con esta sentencia pronunciada en Chinchiná, Caldas, por el presidente Santos: «Me temo que los estudios sobre Aerocafé nos están dando malas noticias en cuanto a la posibilidad de construir ese aeropuerto. Lo que se sabe es que lo que se ha hecho, no se ha hecho bien». Mejor dicho: Requiescat in pace, Amén!
Héctor Arango amplía desde Manizales el episodio de la rechifla presidencial:
El presidente Santos tuvo que soportar una ensordecedora rechifla y gritos de «mentiroso» por parte de un grupo de airados caficultores congregados el miércoles en el parque principal de Chinchiná, Caldas. Uno de los productores dijo que el anuncio de pagar 60 mil pesos de subsidio por carga de café no estaba operando y le recordó al confundido mandatario que el mes pasado había vendido cien cargas de café y sólo le reconocieron el subsidio de cinco de las cien cargas vendidas. ¿Demagogia cafetera

No condenan a determinadores de la muerte de Orlando Sierra
Luego de 11 años de haber sido asesinado el sub-director del periódico La Patria, Orlando Sierra Hernández, ninguna decisión han tomado las autoridades en torno a condenas de los autores intelectuales de este homicidio. Por el sonado caso, varias personas están detenidas, entre las cuales se destaca el dirigente liberal y expresidente de la Asamblea de Caldas, Ferney Tapasco González, pero la prueba reina no aparece por ningún lado y todo indica que el crimen del reconocido periodista quedará «durmiendo el sueño de los justos» , o mejor, de los «injustos».

Se va “El sepulturero”
Así apodan en las esferas palaciegas, a sus espaldas, a Jorge Iván Gómez Osorio, secretario general del Departamento para la Prosperidad Social, tristemente célebre porque fue el encargado de desaparecer todo lo que tuviera que ver con la antigua Acción Social. Vuelve a ser noticia porque es uno de los funcionarios que se va del gobierno Santos.
Gómez no se destacó propiamente por sus virtudes, pues primero pasó a la historia por desmontar todas las buenas prácticas que para la otrora columna vertebral de la política social del gobierno construyó su paisano Luis Alfonso Hoyos. Sus críticos también lo culpan de haber convertido a la nueva entidad en un botín clientelista, en el que hábilmente ubicó a sus amigos; persiguió a los que le eran incómodos y paralizó una institución que era considerada la mejor del Estado en ese momento.

Fiesta de despedida
Los amigos de don Jorge Iván le preparan despedida a todo tren en el Club Metropolitan de Bogotá. En los Pasillos del DPS afirman que aunque muchos no quieren ir, les toca, pues ya está listo el decreto en la Casa de Nariño para dejar encargado a uno de sus áulicos, el abogado Miguel Andrés Franco, su incondicional y mano derecha en todos los atropellos que orquestó en el DPS. Es decir, continuará la tarea de burocratizar lo social y hacer clientelismo con la plata de los pobres.
Gómez Osorio, “El sepulturero”, aspira a una curul en la Cámara de Representantes para continuar prestándole su valioso concurso al país
Allá dicen que se vaya, aunque le vaya bien!

Las prácticas politiqueras
GENSA (Gestión Energética S.A) es una empresa de economía mixta que se convirtió en la joya de la corona del sector eléctrico nacional por su rigor técnico y eficiencia administrativa. Su difícil misión ha consistido en llevar electricidad a los sitios alejados del sistema interconectado.
En diciembre de 2012 le llegó el primer “apagón” a esta empresa con la salida de su gerente, Alejandro Maya, quien en solo 5 meses impulsó el desmonte de algunas prácticas politiqueras, inaceptables en una empresa de ese nivel y responsabilidad.
Su reemplazo fue Orlando Micolta, alto ejecutivo de la CHEC (Central Hidroeléctrica de Caldas) en la época que era controlada por el dueto Barco – Yepes y la empresa se volvió inviable por improductiva. Una vez se la quitaron al citado dúo, la CHEC ¡dio ganancias fabulosas!
Va a ser sacrificada
En la semana que termina le sobrevino el segundo “apagón”: se confirmó que GENSA será sacrificada en el altar de la politiquería reeleccionista: fueron relevados “de súbito” su secretaria general y su gerente de ingeniería, cabezas visibles del área técnica. Tales relevos tienen por el piso la moral de los empleados de GENSA: prevén que, desgraciadamente, los oscuros manejos que acabaron con la CHEC están de vuelta. La diferencia es que mientras aquella era una empresa regional el daño de GENSA será de carácter nacional.

Por las Cámaras de Comercio
Desde la Presidencia de la Republica, el Gobierno, está montando un gran operativo para quedarse con el control de las Cámaras de Comercio.
La operación la iniciaron en Bogotá pidiéndole la renuncia a la presidente Consuelo Caldas. Esta noticia se le escuchó al ex ministro Fernando Londoño en su púlpito radial de La Red de RCN.

Comprar e ir a la cárcel
Oferta! Celda barata, requisitos, comprar o vender…
Juan Guerra les hace una pregunta a todos, porque ya en Colombia la mayoría tiene capacidad de compra y claro, de venta: ¿Si usted compra algo por comprar, termina en la cárcel? Pues eso puede pasar y está pasando.
Por lo menos le pasó a Mary González que compró una casa y terminó enredada en la Fiscalía porque el vendedor era alguien que vendía lo que no le pertenecía. Le pasó a Yeny Gutiérrez a quien le suplantaron su identidad y ahora tiene 300 procesos legales pendientes y le pasó a Dilian Francisca Toro, senadora de la República, que está presa porque según la Corte Suprema, como miembro de una empresa inmobiliaria, aprobó la compra de una finca, a través de un crédito, que según ese tribunal pudo pertenecer en el pasado a un narcotraficante.

Detalles de esta singular historia
La senadora conformó con su cuñado y con su marido una empresa, hace años, llamada Ceiba Verde. Julio, el marido, y representante legal de la empresa, es un buen negociante y alguna vez le ofrecieron una finca cañera en el Valle del Cauca.Como no tenían la plata para comprarla, recurrieron al Banco de Colombia para que les prestara los casi mil millones de pesos que valía.Presentaron los papeles del crédito y les esculcaron hasta el apellido, después de innumerables reuniones de los genios del crédito y estudio riguroso de todos los títulos les prestaron la plata y procedieron a comprar poniendo el propio predio como garantía para el banco.
La finca fue adquirida al tercer propietario de una hijuela de la sucesión Becerra Navia; se mejoró como ocurre en estos negocios y después de algunos años se le vendió a un ingenio azucarero, reconocido a nivel nacional e internacional. Otro ingenio también compró dos fincas por la misma época en que la empresa de la senadora hizo el negocio, con idéntica tradición.
Hoy la Senadora está presa porque, según la Corte Suprema, la finca pudo tener por dueño en la época del diluvio a un mafioso. Imaginense. Y según la Corte, lo debían saber Dilian, su cuñado y su socio .
Con la senadora en la cárcel han pasado por los tribunales todos los que supuestamente fueron dueños de la finca. Nadie ha podido señalar a la señora como socia o testaferra de los mafiosos. Sin embargo, sigue presa

Hasta los miembros del sonado “cartel de los testigos” ha dicho que no conoce a la Doña.
A Juan Guerra le parece que su delito es otro: el de ser Senadora que en Colombia es de lesa humanidad.
Les pregunto ahora: ¿Y por qué no llaman a los socios y representantes legales de los Ingenios que compraron las otras hijuelas de la misma sucesión para que respondan, porque según esta atractiva historia son socios, según la Corte, del mismo mafioso que alguna vez actuó de segundo propietario?
Aquí está la respuesta: porque según la Corte es pretencioso comparar la estructura de una empresa familiar de tres personas con aquellas propias de industrias productoras de azúcar ampliamente conocidas en el mundo de los negocios y mercados nacionales e internacionales en donde el principio de confianza caracteriza la organización.

Otro con mal de próstata
También nos contó Gardeazábal que el magistrado Francisco Ricaurte, ex presidente de la Corte Suprema y hoy en el Consejo Superior de la Judicatura, hubo de ser intervenido nuevamente de la próstata y que se recupera satisfactoriamente.

Mercados para 249 muertos
Una fuente estrechamente vinculada a la FAO le contó a Juan Guerra que unos alcaldes del Valle del Cauca les dieron mercados y kits de aseo a 249 muertos.
En Roma, hasta donde llegó la vergonzosa noticia, quedaron bastante impresionados con el vulgar oportunismo que mostró la gran mayoría de los alcaldes vallunos durante la pasada ola invernal, cuando aprovecharon la tragedia que vivían miles de familias a las que las lluvias les arrebataron sus viviendas y sus enseres domésticos y acabaron con sus cultivos, para hacer politiquería de la más nauseabunda.
El informe confirma que en total fueron 249 los muertos que resultaron “favorecidos” por sus respectivos burgomaestres.
¡No hay derecho!

La mesa de La Habana vista por un escéptico
El pesimista resume así sus preocupaciones alrededor del comportamiento de los insurgentes, en la mesa de Cuba:
1) Le piden a la Cruz Roja Internacional que les permita acogerse al Derecho Internacional Humanitario.
2). Cuando firman el acuerdo del 26 de agosto de 2012 con el gobierno colombiano dan origen a los diálogos de La Habana, proponiendo elevarlo a la categoría de «convenio especial» para que éste haga parte del «bloque de constitucionalidad».
3). Piden la repatriación de los despojos de guerrilleros caídos en Sucumbíos, Ecuador, y se declaran “víctimas”.
4). En reunión con la Cruz Roja Internacional, en La Habana, y publicada en La Jornada de Méjico, alegan condiciones de inferioridad en la correlación de fuerzas con el gobierno colombiano y bajo el argumento de ser víctimas de un ataque «descomunal», con una superioridad en hombres y armas por parte del Estado, con base en lo cual justifican el uso indiscriminado de las no convencionales para introducir así la tesis de la asimetría en el conflicto.

Otras suspicacias del incrédulo
A) Que están conversando, pero sin entrega de armas. B) Mensaje de guerra dirigido a Joaquín Gómez, Fabián Ramírez, Pablo Catatumbo, Pacho Chino, El Paisa y sus muchachos de la “Teófilo” quienes acatan lo acordado con la siguiente hoja de ruta:
Primero: Desde Cuba, la guerrilla, al calor de unos mojitos, le anuncia al mundo que seguirá con su escalada de secuestros de policías y militares. Segundo: Se dejan venir con sonoros insultos en contra del expresidente Uribe, a quien tratan de paramilitar, mafioso y enemigo de la Paz. Tercero: Desde Caracas, Nicolás Maduro, presidente encargado, repite los improperios contra Uribe y además lo gradúa de conspirador. Cuarto: Las Farc paralizan el Chocó. Quinto: Arremeten contra los pueblos del Cauca. Sexto: Secuestran policías y militares y vuelan una escuelita en el corazón del Caquetá, privando de su educación a 250 niños. Séptimo: Asesinan tres policías en límites con Venezuela. Octavo: Dinamitan el oleoducto en el Putumayo. Noveno: Se toman por enésima vez a Riosucio, Chocó. Décimo: Atacan puesto de policía en el Huila. Décimo primero: Atentan contra la infraestructura del carbón.

LA RETAGUARDIA
Para los incrédulos, la guerrilla actúa en cuatro escenarios distintos de un mismo cuadrante:
I- El del campo de batalla («guerra»)
ll- La mesa de negociación («paz»)
III-Los medios de comunicación («opinión pública)
IV-La comunidad nacional e internacional («política»)
En síntesis, una sola estrategia: La perfecta combinación de todas las formas de lucha.
La contraparte dará sus opiniones cuando se levanten la discreción y la cautela.

Compartir: