Name vs DNE

El periódico El Heraldo de Barranquilla publica una interesante historia que reafirma los vínculos de las familias de poder político y económico de las regiones con la Dirección de Estupefacientes. Una de las joyas arquitectónicas de la ciudad, Villa D’ Arte, que perteneció a Sheila Arana, capturada y extraditada a los Estados Unidos por narcotráfico, generó una disputa entre Promocon, encargada por la DNE para administrar el bien, y  la Fundación Musical Metropolitana, una de las logias masónicas de la ciudad, encabezada por el empresario David Name Terán.  Promocon reclama el pago de arriendos desde marzo de 2010 por valor de $130.000.00, mientras que la Fundación, en cabeza de Name Terán, alega la compensación del dinero invertido en la restauración del inmueble por valor de más de 900 millones. El problema radica en que la DNE envió un perito para verificar el valor de lo invertido por la Fundación que preside Name, y determinó que en materiales no se gastaron más de 129 millones y en mano de obra no se pudo establecer un valor debido a las inconsistencias en las cuentas del arrentarario.   


Compartir: