¿Cuáles son las drogas sintéticas que se incluirían en la dosis mínima según propuesta del Gobierno?

El Gobierno llevará en la próxima legislatura del Congreso el proyecto que reforma, después de casi 30 años, el Estatuto de Estupefacientes. La idea de la iniciativa es hacer un reconocimiento expreso de que el consumo de drogas es una enorme amenaza para el país y que la persecución penal solo será contra los traficantes.

El nuevo Estatuto Nacional de Droga establece, por primera vez, la obligación de que todos los municipios destinen partidas para programas de prevención de consumo y tratamiento para adictos.

También fija que los consumidores podrán portar hasta 200 miligramos o tres comprimidos de derivados de las anfetaminas- drogas sintéticas- (excepto metanfetaminas, cuyo uso sigue prohibido). La idea del gobierno es homologar la cantidad de droga ya permitida por decisión judicial, con una cantidad del mismo equivalente en drogas sintéticas.

Se mantienen las dosis autorizadas de cocaína (1 gramo) y de marihuana (20 gramos), pero las autoridades pueden recurrir a Medicina Legal cuando se encuentren frente a portadores de las variedades más concentradas. En esos casos, esa cantidad sí podría dar lugar a detención.

El Gobierno propone también que las penas para los que sean sorprendidos portando escopolamina o drogas similares vayan hasta los seis años de cárcel, además de las que correspondan por otros delitos cometidos en acciones en las que se utilicen esas sustancias.

El Estatuto pretende castigar a los expendedores de drogas ilícitas más no a los consumidores y plantea que los eslabones más débiles de la cadena del narcotráfico, como los cultivadores e incluso los pequeños distribuidores, puedan recibir beneficios penales que incluso llegarían al principio de oportunidad, es decir, el fin del proceso en su contra.

El consumo en sitio público, como ya sucede en el país, está prohibido. O sea, se puede portar la dosis mínima, pero no consumirla en público. Quienes sean sorprendidos en esa actividad pueden ser retirados del lugar y sancionados, por ejemplo, con trabajo comunitario.

Aunque el proyecto parte de la base de que toda persona tiene derecho al libre desarrollo de la personalidad, y por lo tanto a consumir droga si así lo decide, impone severas restricciones para proteger a los menores.

La medida más drástica es para los padres adictos o víctimas de «consumo problemático» (con alto riesgo para su integridad o de quienes los rodean), que podrían perder la custodia de sus hijos.

De hecho, el proyecto impone la obligación a padres y a tutores de «proteger del consumo» a los niños y adolescentes.

Precisamente, las penas para los traficantes serán más altas cuando hayan intentado «crear mercado» para la sustancia ilícita, por ejemplo cuando la distribuyan cerca de las escuelas.

Lo mismo pasará cuando el traficante sea una persona con ascendiente sobre los niños, como maestros. Los estudiantes que sean sorprendidos con droga o consumiendo podrían ser expulsados de las instituciones educativas.

¿Qué son las drogas sintéticas?

Las drogas de diseño o sintéticas son sustancias producidas por síntesis química, con mayo acción de los alcaloides naturales.

En muchas ocasiones, son principios activos abandonados por las industrias farmacéuticas, por sus efectos indeseables que son rescatados para ser utilizadas como sustancias de abuso.

La fabricación en laboratorios clandestinos y el desconocimiento de su composición final, las convierte en especialmente peligrosas, porque sus efectos no son claramente previsibles.

En general, contienen distintos derivados anfetamínicos o de otras sustancias que poseen efectos estimulantes y alucinógenos de intensidad variable.

Forma de presentación en el mercado:

Comprimidos con colores, imágenes o logotipos llamativos. Se les conocer como «pastillas».
Cápsulas.
Polvos.
Líquidos.

Su consumo asociado al consumo de fin de semana recreativo.

Detección en orina: 2 -3 días después del uso.

ÉXTASIS

Sustancia de origen sintético, similar a la metanfetamina (estimulante) y a la mezcalina (alucinógeno), los efectos que producen es una suma de ambas.

Es la más popular de las drogas de síntesis. También se llama MDMA (abreviatura del nombre químico completo), Adán, XTC, X, E, 2pastillas», «pastis», pirulas.

Tiene un efecto vigorizante y de aumento de percepción a través de los sentidos, en especial del tacto, produciendo una sensación de bienestar, de cercanía, y de conexión con las demás personas.

Últimamente, se está comercializando una nueva forma de presentación del éxtasis, llamada «cristal», término que se utiliza para designar las sales cristalizadas de dicha sustancia.

El cristal se presenta en forma de polvo o de pequeña roca.

Forma de consumo:

Vía oral, preferentemente, introduciendo en cápsulas, pastilla o tabletas, o en un trozo de papel de fumar («bombitas»).
Fumar.
Inhalar.
Inyectar.

Esta nueva forma es más fácil de adulterar, pretende sustituir a las tradicionales pastillas porque es presenta ventajas de producción, comercialización y distribución para productores y traficantes.

Efectos: Comienzan en menos de media hora, y desaparecen entre 4 y 6 horas según la tolerancia. Se absorben en el aparato digestivo, desde donde pasan a la sangre.

Síntomas:

Sensación de bienestar.
Estimulación mental, emocional y motora.
Percepción sensorial.
Aumento de fuerza.
«Aguante» durante horas que facilita la realización del ejercicio físico y baile.

Efectos psicológicos:

Empatía.
Sociabilidad.
Euforia.
Incremento de la autoestima.
Desinhibición.
Deseo sexual aumentado.
Locuacidad.
Agobio.
Ansiedad.
Irritabilidad.
Aumenta el tiempo de reacción.
Confusión.

Efectos fisiológicos:

Taquicardia.
Arritmia e hipertensión.
Sequedad de boca.
Sudoración.
Contracción de mandíbula.
Temblores.
Deshidratación.
Aumento de la temperatura corporal (hipertermia).

Consecuencias:

El éxtasis afecta al metabolismo del organismo, dificultando su propio proceso de eliminación. Si se ingiere nuevas dosis, puede producirse concentraciones muy elevadas en sangre y agravar sus efectos tóxicos.
Efectos residuales:
Insomnio.
Agotamiento.
Depresión.
Irritabilidad.
Cefalea.
Dolores musculares.
De forma inmediata puede producir:
Náuseas.
Escalofríos.
Sudoración.
Visión borrosa.
Contractura involuntaria de músculos de mandíbula.
Muerte por sobredosis.
Consecuencias después de unas horas o días siguientes:
Reducción en ciertas habilidades mentales:
Memoria.
Capacidad de procesar información.
Daños en usuarios crónicos:
Procesos de atención, concentración y abstracción.
Pérdida de memoria.
Disminución del interés por el sexo.
Pérdida del apetito.
Alteraciones psiquiátricas: ansiedad, depresión, obsesión, ideaciones paranoides, trastornos del sueño.

Riesgos para la salud:

Riesgos psicológicos:
Ansiedad.
Ataques de pánico.
Depresión.
Trastornos de ansiedad.
Trastornos del sueño.
Agresividad.
Trastornos psicóticos.
«Flash back»- alucinaciones visuales o auditivas.
Disminución de la memoria y de la atención.
Agitación.
Riesgos físicos:
Aumento severo de temperatura corporal: golpe de calor.
Arritmia.
Convulsiones.
Insuficiencia renal.
Hemorragias.
Trombosis.
Infartos cerebrales.
Insuficiencia hepática
Hipertensión.
Fallo cardiaco

Síndrome de abstinencia: El 60% de los consumidores tienen síntomas de síndrome de abstinencia:

Cansancio.
Pérdida de apetito.
Dificultad de concentración.
Ansiedad.
Depresión.
Síntomas de dependencia.

Variables que influyen en los efectos crónicos:

Edad de inicio del consumo.
Dosis.
Frecuencia.
Uso simultáneo de otras drogas.
Factores ambientales.
Factores genéticos.

Pautas responsables:

Descansa y refrescante a ratos para cuidar el agotamiento.
Viste ropas ligeras que transpiren bien y no de calor.
Las pastillas nuevas y desconocidas pueden adulterarse. Tomar menor medida para ver la intensidad.
Evita mezclas con alcohol, otros estimulantes y LSD. Con alcohol puede desencadenarse «golpe de calor».
Tras el consumo se puede sufrir: taquicardias, mareos, vómitos, calambres, nerviosismo, e incluso paranoia. Ingiere agua para reducir el riego de padecer este síndrome.
La resaca de éxtasis es 10 veces peor que la de una borrachera.

EVA

El EVA es MDEA, de la misma familia que el éxtasis.

Forma de presentación: pastillas, viene grabado por una parte el nombre (Eva) y por otra, la dosis activa.

Efectos: similares al éxtasis, más rápido y de duración más corta.

PÍLDORA DEL AMOR

La «píldora del amor» es MDA, de la familia de las anfetaminas, por tanto, estimulante. Tras su consumo los efectos comienzan a presentarse a los 30 minutos o 1 hora, pueden durar hasta 10 horas.

El efecto alucinógeno, y por tanto la toxicidad es mayor que el éxtasis. No está probado científicamente, tiene efectos afrodisíacos (de ahí su nombre).

Efectos:

Dosis bajas:
Sensación de exaltación, que conlleva a un incremento del deseo sexual.
Dosis altas o consumo habitual:
Reducen la excitación.
Disminución de respuestas sexuales.
Riesgos con dosis mayores de 300 mg:
Hiperactividad.
Salivación.
Algunas ocasiones: rigidez, convulsiones, fallos respiratorios, muerte.

SPEED

Sustancia estimulante, clorhidrato de metanfetamina (derivado de la anfetamina).

Tiene efectos más potentes que el éxtasis sobre el sistema nervioso. Elevado poder adictivo.

Forma de presentación:

Polvo blanco, cristalino, incoloro y de sabor amargo. Se disuelve fácilmente.
Comprimidos.
Se vende en envoltorios de un gramo. Puede estar adulterada con sustancias como: amoniaco, mata ratas. Lo hace doblemente peligroso.

Forma de consumo:

Fumada.
Inhalada.
Ingerida.
Inyectada.

Según la forma de consumir determina el tipo y la magnitud de los efectos que produce.

Nombres con los que se conoce: speed, meth, clalk, hielo o cristal si se fuma.

Efectos:

Inmediatamente después de ser fumada o inyectada se produce sensación intensa de placer, denominada «flash», dura unos minutos.
Si se inhala o se consume por vía oral, los efectos son de menor intensidad y más duraderos, la aparición de los efectos tardan más en aparecer: 3 a 5 minutos si es inhalada, 15 a 20 minutos por ingesta oral.
Efectos corto plazo:
Euforia.
Disminución de la sensación de cansancio.
Incremento de actividad física.
Mayor concentración.
Aumento de la atención.
Disminución del apetito.
Aumento de la respiración.
Hipertermia- golpe de calor.
Aumento de la frecuencia cardiaca y presión arterial.
Aumento de la líbido.
Trastornos paranoides.
Convulsiones.
Sobredosis.
Movimientos repetitivos.
Aumento de la sudoración.
Sequedad de boca.
Vértigo.
Temblores.
Irritabilidad.
Ansiedad.
Paranoia.
Agresividad.

Consecuencias:

Adicción.
Insomnio.
Anorexia.
Disminución de la líbido.
Comportamiento violento.
Accidentes cerebro-vasculares.
Alucinaciones auditivas y visuales.
Psicosis.

Algunas de estas alteraciones pueden persistir después de no consumir mucho tiempo.

Riesgos para la salud:

Daños vasculares en el cerebro (derrames) por el incremento del gasto cardiaco, presión arterial.
Golpes de calor.
Relaciones sexuales de riesgo.
Psicosis tóxica: ideas paranoides, alucinaciones.
Conducta violenta o arriesgada: conducción arriesgada.
Aumento de toxicidad y riesgo de sobredosis. Para mantener los efectos, se consume dosis repetidas, producido por la rápida tolerancia y efectos placenteros de corta duración, y la eliminación de sangre es bastante lenta (12 horas).
Riesgos cuando el consumo es por vía inyectada:
Flebitis.
Abscesos cutáneos.
Contagio de enfermedades infecciosas: SIDA, hepatitis B y C, tétanos y otras.

POPPERS

El popper es una droga recreativa compuesta en su mayoría por nitritos de amilo, butilo o isobutilo.

Forma de presentación: líquido incoloro y sin olor que se inhala. Se vende en botes de cristal con un líquido amarillo.

El nitrato de amilo es una sustancia volátil e inflamatoria y nunca ha de ser ingerida porque puede ser mortal.

Efectos:

Estimulante y vasodilatador que se percibe a los pocos segundos de inhalar la sustancia.
Sensación de euforia.
Sensación de ligereza.
Desinhibición sexual.

Estos efectos desaparecen rápidamente y dan paso a una fuerte sensación de agotamiento y decaimiento.

Riesgos para la salud:

Enrojecimiento de cara y cuello.
Dolor de cabeza.
Náuseas.
Vómitos.
Taquicardia e hipotensión.
Elevado riesgo de intoxicación por sobredosis.
Depresión respiratoria.
Convulsiones.
Vértigos.
Coma.
Lenguaje incoherente.
Tendencia al sueño.
Aumento de tiempo de respuesta.
Tendencia a la violencia y agresividad.

GHB, O ÉXTASIS LÍQUIDO

El GHB es una sustancia depresora del sistema nervioso central aunque inicialmente puede producir sensación de bienestar y euforia.

Aunque se llama «éxtasis líquido» no tiene los mismos efectos que el MDMA, produce efectos contrarios, es fundamentalmente una droga depresora. No obstante, puede tener algún efecto psicodislépsico y estimulante.

Forma de presentación:

Líquido incoloro, inodoro y con sabor salado.
Polvo.
Tabletas.

Su distribución se realiza en tubitos de ensayo o en envases de colirio.

Formas de consumo: por vía oral y los efectos se perciben a los 10 o 20 minutos, duran de 60 a 90 minutos, y desaparecen por completo a las 3 o 4 horas.

Es muy peligroso porque la concentración de líquido varía de un frasco a otro, por lo que es fácil tomar una sobredosis.

Como se llama popularmente: biberones, éxtasis líquido, líquido X, oro bebible.

Efectos:

Dosis bajas, efectos similares al alcohol:
Produce relajación.
Desinhibición.
Aumento del estado de ánimo.
Dosis mayores provoca:
Somnolencia.
Confusión.
Cefalea.
Desequilibrio.
Alucinaciones.
Delirio.
Euforia.
Efectos anestésicos.

Los peligros se incrementan si se mezcla con otras drogas, sobretodo con depresores (alcohol y cannabis).

Consecuencias:

Efectos anabolizantes.
Cuando se pasa aparece un «bajón» con depresión y sueño.

Riesgos para la salud:

Los efectos pueden llegar hasta a un coma con alteraciones graves respiratorias.
Riesgos de sobredosis, ya que al ser líquido, la dosificación no es tan exacta y puede llegar a estados de coma y muerte. El límite entre la dosis con los efectos deseados y los efectos no buscados es mínimo, por lo que si se consume, fácilmente se puede tener una mala experiencia.

POLVO DE ÁNGEL, O PCP

La fenciclidina se comenzó a fabricar como anestésico intravenoso, aunque se dejó de usar ya que provoca en pacientes delirios y conductas irracionales.

Forma de presentación:

Polvo blanco, cristalino, que se disuelve en agua o alcohol. De sabor amargo.
Tabletas.
Cápsulas.
Polvos de colores.

Forma de consumo: inhalación, fumado o ingerido.

Se conoce también con el nombre de: píldora de la paz, barco del amor, niebla y cristal.

Efectos: Produce un estado de trance, con sensaciones de separación del cuerpo, falta de peso o disminución de tamaño.

Efectos con dosis bajas:
Leve aumento de la frecuencia respiratoria.
Aumento de la tensión arterial y el pulso.
Respiración superficial.
Adormecimiento de la extremidades.
Dificultad de coordinación.
Desorientación general.
Efectos con dosis altas:
Reduce la tensión arterial, pulso y respiración.
Náuseas.
Vómitos.
Tremendas alucinaciones.
Psicosis esquizofrénica.
Violencia.
Convulsiones.
Coma.
Muerte.
Riesgos para la salud: El consumo habitual produce:

Pérdida de memoria.
Dificultad para pensar y hablar.
Depresión.
Pérdida de peso.
Impulsividad.
Letargia.
Dificultades de concentración y de pensamiento lógico.
Trastornos emocionales.
Alteración de la percepción de pensamientos y estado de ánimo.
Unos presentan euforia y otros ansiedad o pánico.

Estos síntomas persisten hasta un año después de suspender el uso.

Consumo responsable: La mezcla con otros depresores del Sistema Nervioso Central, como el alcohol y las benzodiacepinas, puede poner en peligro la vida.

KETAMINA

La ketamina se deriva de PcP, que es un anestésico disociativo con un potente efecto analgésico, aunque no produce efectos permanentes de orden neurológico o fisiológico. Se conoce también como «Special K».

Se utiliza en medicina y veterinaria para producir anestesia.

Forma de presentación:

Líquido translúcido, se vende en soluciones inyectables.
Clandestinamente se comercializa en polvo.
Cristales.
Pastillas.
Cápsulas.
Puede ser mezclada con cualquier cosa (efedrina, cafeína).

Forma de consumo:

Esnifada (en forma de polvo blanco).
Inyectada por vía intravenosa.
Tragada.
Bebida.

Se distribuye en papelinas o en ampollas de 10 mg.

Efectos: Los efectos depende de variables como: la composición, dosis, contexto donde se consume, características del consumidor.

Dosis bajas: se parecen a una embriaguez por alcohol o sedantes con:
Pérdida de coordinación.
Dificultades por hablar y pensar.
Visión borrosa.
Dosis altas:
Provoca un viaje psicodélico muy fuerte.
Delirios.
Puede sentirse lejo de su cuerpo, esta experiencia se llama un «agujero K», comparando con experiencia de muerte cercana, sensación de separación del cuerpo.
Pseudoalucinaciones.
Pérdida de la noción del espacio y del tiempo.
Distorsión de la realidad.

Riesgos para la salud:

Depresión respiratoria.
Paro cardiaco.
Trastornos de ansiedad.
Paranoias.
En consumos mínimos, puede producir sobredosis.

El consumo habitual tiene como consecuencias:

Problemas de memoria.
Problemas de concentración.
Deterioro en habilidades del individuo.
Angustia y pánico.
Psicosis.
Hipertensión.
Taquicardia.
Apnea.
Muerte.

Elevado riesgo de adicción y rápida tolerancia.

Para consumo responsable:

Mezclar con alcohol, benzodiacepinas u opiáceos: aumenta el riesgo de depresión respiratoria y pérdida de conocimiento.
Mezclar con otros alucinógenos, aumenta la probabilidad de «un mal viaje».
Consumo junto con cocaína o anfetaminas, puede aumentar los efectos secundarios desagradables.
Mezclar cocaína más ketamina se denomina «Calvin Klein». Las consecuencias de la resaca y el síndrome de abstinencia que provoca es muy fuerte.
Intoxicación aguda de ketamina provoca depresión respiratoria, se debe acudir al hospital para una asistencia respiratoria.

M-CPP

La meta-clofenilpiperazina es una sustancia que pertenece al grupo de las piperazinas.

Se comercializa de modo legal en algunos países, en el mercado ilegal se distribuye y consume en pastillas con apariencia de éxtasis, aunque no lo sea.

Forma de presentación:

Comprimidos blancos o de colores, con logos de moda «Tiburón», «Lacoste», Mitsubishi», «Versace», «Rolls- Royce».
Polvo: sólo o mezclado con polvo de otras sustancias.
Efectos: Sustancia con propiedades estimulantes y alucinógenas.

Riesgos para la salud:

Náuseas.
Dolor de estómago.
Vómitos.
Dolor de cabeza.
Daño renal.
Reacciones de pánico.
Comportamientos psicóticos.
Brotes de violencia. Información tomada de http://www.ugtcyl.es/drogas_tuquedices/index.php?pagina=drogas-sinteticas-estimulantes

Compartir: