Bandas de narcos y extorsionistas tendrían en su poder a Policía desaparecido en cerros de Usaquén

En manos de una de las bandas criminales que operan en la zona, conocidas como “los Pascuales” y “los Luisitos”, estaría el patrullero de la Policia Jairo Díaz Vergara, de 23 años, desaparecido desde el domingo en los cerros de la localidad de Usaquén, al nororiente de la capital de la república.

Tras cerca de 50 horas, las operaciones para dar con el paradero del uniformado han resultado infructuosas y se refuerza la hipótesis del secuestro, teniendo en cuenta todos los hechos que han rodeado la desaparición y particularmente, el hallazgo del chaleco antibalas del patrullero, un elemento que se porta bajo la camisa y del cual los agentes no se despojan mientras están realizando labores de patrullaje como es el caso del agente Jairo Díaz.

Precisamente, ésta mañana se reanudaron las operaciones de búsqueda con la intervención de un grupo especializado anti-secuestro del Gaula de la Policía.

La búsqueda se centra en una abrupta zona en límites de Bogotá y el vecino municipio de La Calera.

Además, el propio comandante de la Policia Metropolitana, general Luis Eduardo Martínez, acudió al sector del barrio Villa Nidia, de la localidad de Usaquén para hablar con los habitantes de la zona y entregar personalmente el volante en el cual se ofrece una recompensa de hasta 20 millones de pesos por información que conduzca a localizar al patrullero.

El general Martínez advirtió que hasta ahora no se han encontrado indicios de que el agente se haya resbalado y caído a un precipicio y que el hallazgo del chaleco botado en el piso, refuerza la hipótesis del secuestro.

Puso de presente que los chalecos antibalas que utiliza la Policia “no se salen fácilmente del cuerpo; por más que uno se resbale o se caiga el chaleco no se desprende del cuerpo, por lo que tuvieron que haberselo quitado”, subrayó.

Añadio que la zona boscosa es relativamente pequeña y se ha recorrido palmo a palmo, sin encontrarse ningún vestigio de que el patrullero se haya resbalado a un precipicio, pues, por ejemplo, no se han encontrado ramas partidas u otras señales de que el uniformado haya caído.

Por esto, dijo, presumimos que se trató de un secuestro.

Agregó que se sabe con certeza que en la zona operan unas bandas focalizadas dedicadas al tema del microtráfico y a la extorsión, como son “los Pascuales y “los Luisitos” y agregó:

“Si ellos tienen a éste miembro de la Fuerza Pública yo creo que lo mejor que pueden hacer es respetarle la vida y entregárnoslo”.

A su turno, el comandante de Operaciones Especiales de emergencias y desastres de la Policía, coronel Diego Francisco Páez, advirtió que las labores de búsqueda continuarán indefinidamente, las 24 horas del día, hasta que sepa qué ocurrió con el uniformado.

POLICIAS PLAGIADOS EN vALLE

–En el departamento del Valle también se intensificaron por aire y tierra las operaciones de búsqueda de los dos policías secuestrados por la guerrilla de las Farc.

Los agentes Víctor Alfonso González y Cristian Camilo Yate fueron plagiados el viernes pasado, según la Policia por elementos de la llamada columna Gabriel Galvis y del Sexto frente de las Farc.

Las operaciones de búsqueda, en la que intervienen comandos de la Policia y el Ejército se centran en la parte alta de los municipios de Pradera y Florida, por donde confluyen los tradicionales corredores por los cuales se movilizan las Farc hacia el Cañón de las Hermosas, al Pacífico y hacia los departamentos de Cauca, Tolima, Huila y Caquetá.

Compartir: