Vaca para la revocatoria: Petro afirma que sí hay una trinca política para tumbarlo del cargo

El alcalde mayor de Bogotá, Gustavo Petro preguntó hoy “si la ‘vaca’ para financiar la revocatoria era de 20.000 millones, cuál será la bolsa para sobornar funcionarios?”.
El pronunciamiento lo hizo a propósito de la revelación que hizo Emilio Tapias, uno de los cerebros del Carrusel de la Contratación, de que se estaba haciendo una colecta para financiar su revocatoria y tumbarlo del cargo.
El alcalde Petro no se declaró sorprendido por la “vaca” y advirtió que esto corrobora que “hay una trinca delictiva en retaliación por haber desmantelado una organización que defraudó al Distrito”.
Según la información entregada por el diario El Espactador, el excontratista Emilio Tapia involucró “en la trinca” para tumbar a Petro, a los concejales Orlando Parada, Andrés Camacho, Antonio Sanguino y al excabildante Hipólito Moreno.
“Sé que se está organizando el tema de la revocatoria y que están contactando a muchas personas. A mí me pidieron la colaboración de $2.000 millones, pero respondí que no estaba de acuerdo. No puedo decir más porque tengo un acuerdo con la Fiscalía que me prohíbe dar detalles. En todo caso, cuando la justicia me lo solicite, profundizaré sobre este asunto”, precisó Tapia.
Petro dijo que “Parada es amigo de un contratista llamado Manuel Sánchez, quien trabajó en su momento con Julio Gómez y con Samuel Moreno” y que “además, Parada ha promovido acciones y demandas en contra mía, porque busca el camino más expedito para que esta Alcaldía deje de funcionar”.
En su cuenta en Twitter, Petro escribió:
El proceso disciplinario que se me sigue en la procuraduría tiene tres quejosos: 1.Orlando Parada amigo del contratista Manuel Sanchez.
2. El defensor del Pueblo, amigo del contratista William Velez.
3. Un ciudadano de la una ‘Federación Regional de trabajadores’ que no existe.
Quien me demanda en la Fiscalía, Gomez Urquijo, es miembro de la junta de Enertolima al lado de Alberto Rios, Los Nule y William Velez”.
De otro lado, en declaraciones a El Espectador, el alcalde se quejó de la lentitud de la Fiscalía en la investigación por el carrusel y ante todo advirtió que sólo “ha avanzado en algo sobre los contratistas, pero nada sobre los políticos”.
Subrayó que “la Alcaldía se constituyó como víctima en esos procesos y estamos pensando en escenarios internacionales si aquí se sigue negando la justicia para los bogotanos”.
“El acervo probatorio sobre el cartel es tan voluminoso y las
confesiones tan abultadas, que no entendemos la demora”, puntualizó.
Dijo que espera que en el próximo semestre se puedan judicializar el brazo político y el de los contratistas y advirtió que “de lo contrario, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos puede ser una opción”.
Mientras tanto, los concejales implicados por Tapias en el complot para tumbar a Petro, calificaron de falsa la versión del excontratista.

Compartir: