lecheros en Cundinamarca también están tirando su producto porque no les deja ganancias, piden ayuda al Gobierno

Compartir:

Campesinos productores de leche en Fúquene, Cundinamarca, están enfrentando graves problemas causados por el bajo precio y la sobreproducción por culpa del ingreso de lactosueroal país.

Así se conoció en un informe de Noticias Caracol en el que varios campesinos productores del producto confirmaron la crisis que les ha generado el bajo precio que les ofrecen por los litros de leche que sacan de sus fincas.
De acuerdo con los productores, para obtener ganancias necesitan vender cada litro en un mínimo de 2.000 pesos, pero han recibido ofertas de 1.500 y hasta 700 pesos, por lo que se han visto obligados a llegar a extremos como regalar la leche o botarla, dado que se les represa el producto.

Por ejemplo, Jesús Antonio Pinilla, campesino y productor de leche, se refirió a la culpa que tendría el Gobierno nacional por la falta de ayuda para con los productores de la región, pues el pago no es suficiente para llegar a un punto de equilibrio: “Tanta tristeza que nos da que nos boten la leche, el Gobierno, los señores donde están sentados se suben y no son capaces de ayudar, los insumos caros y llega a 750, 700 a 500 pesos el litro de leche, eso es imposible”.

Por tal motivo, desde las asociaciones campesinas se han pronunciado para pedirle al Gobierno de Gustavo Petro ayuda y que así se creen soluciones para que los campesinos reciban un pago justo por sus productos. Al respecto, la también productora Alejandra Pulido aseguró que: “Es muy triste ver que mi papá tiene que regalar la leche, o sea, ir, coger su carro, subir las cantinas y regalarla porque simplemente el Gobierno no es capaz de dar soluciones a los campesinos”.

En consecuencia, la sobreproducción y falta de precios justos llevó a los productores de la región de Fúquene a tirar al suelo su leche o regalarla a los transeúntes, un acto que José David Castiblanco explicó así: “En este momento ya no la están comprando, ya se nos está quedando y no sé qué vamos a hacer con la lechesita”.

En cuanto a la falta de ayuda del Gobierno nacional, Mario Antonio Forero explicó que fue el Ejecutivo el que concedió “la facultad de traer leche importada y lactosuero y por eso nosotros los campesinos estamos afectados”.

Restricción a la cantidad de lactosuero en el país

En enero de 2024, el Ministerio de Salud de Colombia fijó el límite sobre la cantidad de lactosuero permitida en la leche con el objetivo de proteger la salud de los consumidores a través de una resolución que entró en vigor el 28 de diciembre de 2023, la cartera prohibió la comercialización de cualquier producto que exceda los 30 miligramos de lactosuero por litro de leche.

La medida, que busca evitar la adulteración del producto y asegurar su calidad nutricional, será vigilada por el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), que tendrá que implementar y hacer cumplir esta nueva normativa.

Según explicó la nutricionista Patricia Savino, la presencia de lactosuero en la leche puede afectar negativamente su valor nutricional y está asociada a un aumento de alergias en niños menores de cinco años.

Por su parte, Martha Ordóñez, presidenta de CuídaLE, resaltó la importancia de esta regulación para garantizar el acceso a una leche de calidad, especialmente en la alimentación de niños y madres gestantes: “Es un tremendo logro de este gobierno y del ministro de Salud, esto servirá para garantizar el derecho fundamental de niños y niñas para acceder a una alimentación de calidad”.

La polémica sobre la presencia de lactosuero en la leche se remonta a septiembre de 2022 cuando una investigación del medio La W mencionó hasta 16 marcas nacionales implicadas en esta práctica, entre las que se encontraban Colanta, Gloria Colombia, Parmalat y otras.

El lacto suero, o suero de leche, es un subproducto del proceso de fabricación de queso que contiene agua, lactosa, proteínas solubles, vitaminas y minerales y si bien tiene aplicaciones en la industria alimentaria, su uso excesivo en la leche puede reducir su calidad nutricional.

Compartir: