La derecha no podrá borrar de la historia la marca eterna de la obra de Hugo Chávez: Maduro

Caracas, 10 de Enero _RAM_ El vicepresidente de la República, Nicolás Maduro, pidió que cese «el chantaje y persecución fascistas contra un pueblo que está decidido a ser libre». También afirmó que estuvo recordando «tantas luchas» de la mano del presidente Hugo Chávez.
Señaló que el Jefe de Estado está luchando por su salud y le dirigió un mensaje: «Le decimos desde aquí, comandante, tranquilo, continúe su batalla que aquí tienen un pueblo, un gobierno y una Fuerza Armada Bolivariana firme».
Maduro, vicepresidente ejecutivo, pidió a los venezolanos «mantener la calma y la tranquilidad, con la Constitución por delante». Así lo dijo durante un acto en solidaridad al presidente Hugo Chávez, quien no pudo ser juramentado este 10 de enero porque aún se encuentra convaleciente en Cuba.
Maduro agradeció la solidaridad de los mandatarios latinoamericanos y representantes del Gobierno del continente que acompañaron la juramentación simbólica del presidente Hugo Chávez.
Desde el parabán que tenía como inscripción «los pueblos de nuestra América, rodilla en tierra», Maduro invitó a unirse a quienes detractan el actual Gobierno. «A todos aquellos venezolanos, que tengan en su corazón la Patria, y que ven lejos la revolución, son bienvenidos», aseguró.
«La independencia, la unión verdadera de nuestro pueblo, hoy podemos decir que es uno de los grandes logros de Chávez», resaltó el vicepresidente, para quien «no habrá quien pueda borrar de la historia la marca de nuestro comandante Chávez. Queremos agradecer su presencia, su palabra, su amor y transmitirles a los pueblos hermanos el compromiso renovado de la revolución bolivariana con la unión, la liberación y la independencia de América Latina y el Caribe».
Maduro también se refirió a la fortaleza física del presidente Chávez, quien después de las primeras operaciones a las que fue sometido, durante «esos días de convalecencia», nunca «descuidó la jefatura de este Gobierno».
Asimismo, criticó que desde el exterior se haya «pretendido manipular y aprovechar oportunistamente las circunstancias de la operación y la convalecencia de Chávez para desestabilizar» el país.
Al respecto, agregó que, cuando han pasado ya 30 días de su intervención en Cuba, «Chávez se encuentra en estos momentos en batalla». Y aprovechó para dirigirse al Presidente: «Comandante, tranquilo, continúe su batalla, que aquí tiene un Gobierno respaldándolo y una Fuerza Armada firme. Hoy somos un solo pueblo, una unión cívico-militar».
El vicepresidente también condenó que desde la oposición se falseara la «realidad de la revolución venezolana».
«En el mundo dicen que la revolución se acabó y llegan a Venezuela preocupados por eso. Dicen que Diosdado y yo nos estamos matando. Nos estamos matando de amor al pueblo, de amor a la patria, a Chávez», expresó Maduro.
Y le lanzó una advertencia a «la derecha apátrida que cree que le llegó otra vez su hora loca»: «Esta revolución tiene sus motores prendidos. Estamos más firmes que nunca. Estamos resteados con nuestras vidas para respaldar a nuestro comandante. Por donde nos busquen, por ahí se la ganamos también. Aquí estamos listos para seguir esta revolución. Que no se equivoquen, aquí hay un pueblo que ha demostrado sus fortalezas».
Maduro indicó que antes de las 8 de la mañana «el pueblo guerrero» caminó «con la alegría y fuerza de siempre», desde zonas como Catia y Caricuao. También saludó la visita de las delegaciones que llegaron para la concentración desde el interior del país. Agradeció, también, las palabras de «amor, fuerza y solidaridad» de las autoridades internacionales.
Nicolás Maduro Moros, agradeció este jueves las palabras de solidaridad y de amor que los representantes de 22 países de Latinoamérica y el Caribe expresaron al pueblo venezolano concentrado en las adyacencias del Palacio de Miraflores.
“Queremos agradecer esta muestra de amor y de solidaridad en esta jornada que hemos vivido hoy”, expresó el vicepresidente Ejecutivo, desde la tarima principal instalada en la avenida Urdaneta de Caracas, donde se concentró el pueblo para dar su apoyo al jefe de Estado venezolano.
El vicepresidente Ejecutivo de Venezuela aseguró que la derecha no podrá borrar de la historia la marca eterna de la obra de Hugo Chávez con la creación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).
“No habrá derecha apátrida ni aquí ni en el mundo que pueda borrar de la historia esa marca eterna de la obra de nuestra comandante Hugo Chávez”, manifestó.
Recordó que uno de los temas centrales de la revolución bolivariana es la independencia. «Este mismo cielo, esta misma montaña, vieron nacer a hombres gigantes. Esa generación de libertadores que se levantó aquí en las calles de Caracas».
«Los abuelos de nuestras abuelas, negros, mestizos, indios y blancos, igual que todos los que estamos aquí, conquistaron la independencia a sangre y fuego. Ningún imperio nos regaló a nosotros el derecho de llamarnos a nosotros venezolanos y venezolanos», exclamó.
El Vicepresidente aseguró que el presidente Chávez se ha centrado en trabajar por la independencia y la unión verdadera de los pueblos. «Bajo la presidencia de Hugo Chávez se fundó el sueño de Bolívar, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeñas. No habrá derecha apátrida que pueda borrar esa marca del comandante Hugo Chávez»
Maduro advirtió que el vuelo de los aviones Sukhoi sobre el cielo caraqueño dio un mensaje «muy claro», que aseguró, apunta la unión cívica – militar a favor del proyecto del primer mandatario nacional.
El funcionario aseguró que «hay un plan de sectores de la ultraderecha para llenar de sangre las calles de Venezuela, con manifestaciones, que harán a través de guarimbas, sabotajes».
Puntualizó que el objetivo de estas movilizaciones será «buscar manchar este momento especial de vida de nuestro pueblo, y no lo podemos permitir».
Señaló que los sectores de «la ultraderecha» tienen derecho a hablar a través de los medios de comunicación, que su juicio, se encuentran concentrados en las manos de la burguesía. También aseveró que la oposición puede salir a marchar, «sin volverse loca» y «caer en tentaciones golpistas».
En ese sentido pidió a las autoridades competentes estar en alerta y tomar «acciones firme», ante posibles acciones desestabilizadoras.
Maduro sentenció que los integrantes de la Mesa de la Unidad Democrática «se están haciendo los locos», pues «hace 4 semanas este pueblo, con su tristeza, por la operación del comandante, preocupado, salió a la calle, y de 23 gobernaciones, este pueblo ganó 20 con su fuerza».
Agregó que en sectores de la oposición, «les corre la sangre goda, la sangre de los mantuanos, caraqueñitos, que siempre rechazaron a este pueblo mestizo».
Reiteró que la derecha buscó desestabilizar al país, a través de de la declaración de un vacío de poder. «Según esa tesis, hoy en Venezuela, no habría Gobierno», dijo.
El Vicepresidente afirmó que el Gobierno Nacional tiene como meta que siga el crecimiento económico del año pasado. «Queremos que sigan las misiones, queremos que nuestra democracia participativa, protagónica y socialista siga en desarrollo», sostuvo.
Detalló que las autoridades centrales, harán «lo toque hacer» subordinados al mando del presidente Chávez. Recordó, además, que el Tribunal Supremo de Justicia dictó una sentencia que fue aprobada, según encuestas, por el 68,5% de los venezolanos.
«Hay que decir ‘santa palabra’ cuando el máximo tribunal de la república dicta una sentencia», advirtió.
Maduro aseguró que «la oposición estaba como loca» tratando de dividir al chavismo, «trataron de hacer pelear a Maduro y a Diosdado Cabello (Presidente de la Asamblea Nacional), y lo lograron, nos estamos matando de amor» indicó el vicepresidente al tiempo que reiteró su «lealtad hasta más allá de la muerte»
En un multitudinario acto Maduro aseguró que en la presidencia de Chávez «se han cumplido los sueños del libertador Simón Bolívar» al tiempo que le pidió al mandatario que se encuentra en Cuba «seguir adelante con su batalla» haciendo referencia al cáncer al que enfrenta el mandatario de los venezolanos. «Nicolás, Nicolás el pueblo está contigo!!!!», saludaban los manifestantes al vicepresidente, designado como su heredero político por Chávez
Por su parte, el presidente de Uruguay José Mujica, uno de los mandatarios que acudió al acto simbólico, pidió ante multitud que si el gobernante venezolano «mañana no está» prevalezca la «unidad», la «paz» y el «trabajo».
«Yo respeto por encima de todo a un hombre que está dando una batalla por la vida y está en el corazón de ustedes, eso es lo que tiene sentido. Pero si mañana no está, unidad, paz y trabajo, queridos compañeros», dijo Mujica.
El presidente uruguayo pronunció el discurso más breve que se escuchó en la concentración que tuvo lugar frente al Palacio presidencial de Miraflores para dar apoyo a Chávez, quien se encuentra hospitalizado en Cuba desde hace un mes cuando fue intervenido quirúrgicamente del cáncer que padece.

Compartir: