Mientras Gobierno y empresas piden bajar tasas de interés, BanRep dice que aún no se puede

Compartir:

Bogotá, 22 septiembre, 2023_RAM_Roberto Steinner, codirector del Banco de la República, dijo Colombia no se puede dar «el lujo» de relajar la política monetaria hasta que esté segura de que la inflación volverá a estar por debajo de 4 %.

El Gobierno y los empresarios llevan varias semanas pidiéndole públicamente al Banco de la República que baje sus tasas de interés para permitir la recuperación de la economía. Sin embargo, uno de los 7 miembros de la junta directiva de la entidad dijo explícitamente que Colombia aún no puede darse ese lujo.

La tasa de referencia del Banco de la República está en 13.25 % , su punto más alto de los últimos 23 años, mientras que la inflación podría cerrar este año por encima del 9 %. La inflación estará por tercer año consecutivo lejos de la meta oficial del 3 %.

«Colombia no está en la posición de otros países que ya lograron revertir el proceso inflacionario y se pueden dar el lujo de empezar a bajar sus tasas de interés. Nosotros, ojalá estemos allá pronto, quizás lo vamos a estar, cuando estemos allá con seguridad se tomarán las medidas necesarias en el campo de la política monetaria. Pero hasta tanto no tengamos seguridad de que vamos fijos a cumplir con la meta de inflación, en un rango entre 2 y 4 % en el mediano plazo, creo que lo prudente es mantener una política monetaria restrictiva, como la que hemos tenido hasta la fecha y ojalá ese mensaje quede claro, por lo menos desde el punto de vista de este servidor», dijo Roberto Steinner, codirector del Banco de la República.

Steinner señaló que, aunque el país va por el camino correcto pata controlar su elevado costo de vida, aún hay riesgos en el camino, como el fenómeno de El Niño que puede impactar los precios de la comida y la electricidad y la posibilidad de que nuevamente el dólar se dispare.

El directivo aprovechó para lanzar una advertencia sobre las negociaciones del incremento anual del salario mínimo: «En estos momentos en que la economía crece poco y el mercado laboral es tan fuerte, yo me imagino, sin ser experto en el tema, que la productividad laboral esta cayendo dramáticamente. Ojalá, cuando vengan las negociaciones salariales no saquen del sombrero un número de que la productividad esta aumentando mágicamente y trasladen eso a aumentos del salario mínimo del año entrante», dijo.

Días atrás el viceministro de Hacienda, Diego Guevara, aseguró que el salario mínimo tendrá que subir por lo menos un 10 % reconociendo el alza del costo de vida, el aumento de la productividad y «un margen de negociación».

Compartir: