Confirman que Presto y OMA pidieron acogerse a ley de insolvencia

Compartir:

La Superintendencia de Sociedades confirmó que Restcafe S.A.S. y Frayco S.A.S., (propietarias de las marcas Café Oma y Presto) presentaron el 29 de mayo la solicitud de admisión al proceso de reorganización empresarial en los términos de la Ley 1116 de 2006, conforme los comunicados circulantes hechos por las empresas.

Como consecuencia de la referida solicitud, la entidad estudiará la información para admitir o rechazar las peticiones. En caso de ser admitidos en el proceso, contarán con un término de diez (10) días hábiles para actualizar el inventario de activos y pasivos, y el promotor designado deberá presentar un proyecto de calificación de acreencias.

Image

Es importante señalar que, el proceso de reorganización empresarial busca que los deudores que se acogen a su protección logren reestructurar sus deudas, así como diseñar estrategias para lograr eficiencias que le permitan su recuperación económica.

En caso de no confirmarse el acuerdo de reorganización, se dará inicio al proceso de liquidación judicial conforme lo indica la normatividad aplicable.

“Desde la Superintendencia continuaremos con nuestra apuesta por brindar los espacios y acompañamiento para que las empresas que estén en dificultad puedan recuperarse y salvar el empleo, para que mejoren, sean competitivas y generen riqueza como motores de la economía colombiana”, manifestó el Superintendente de Sociedades, Billy Escobar Pérez.

“Como consecuencia de lo anterior, la Superintendencia de Sociedades continuará desempeñando las funciones asignadas por ley, e informando sobre el avance de cualquier novedad”, señaló la entidad supervisora.

Los propietarios habían señalado que la inflación, el costo de los insumos, el aumento de las tasas de interés y el impacto en el consumo, los llevaron a tomar esta decisión “con el objetivo de viabilizar las dos marcas hacia un futuro más sólido”.

“Los colaboradores de las empresa tendrán derechos y garantías frente al proceso y seguirán con el pago de salarios y prestaciones sociales. La normativa establece herramientas que aseguran la continuidad de las operaciones y la empleabilidad. Café Oma y Presto continúan creyendo en el mercado colombiano y su objetivo con esta decisión es mejorar la experiencia con sus consumidores, ofreciendo un servicio y productos de alta calidad”, notificaron.

Compartir: