Corte pide crear proyecto de ley para frenar las agresiones contra periodistas en Twitter

Compartir:

Luego de que varias periodistas colombianas se pronunciaran por supuesta vulneración de sus derechos por figuras políticas que las agredían mediante Twitter, la Corte Constitucional ordenó al Consejo Nacional Electoral elaborar un proyecto de ley que regule un mecanismo para crear denuncias sobre violencia en línea contra mujeres, para esto tendrá un plazo máximo de tres meses.

Este pronunciamiento se dio al estudiar una acción de tutela presentada por varias periodistas del país, quienes alegaban la vulneración de sus derechos, según argumentaban, por comentarios de grupos políticos en la red social, eran objeto de violencia relacionado con el género, usualmente de naturaleza misógina y de contenido sexualizado.

“Las manifestaciones de violencia señaladas comportan un tono discriminatorio, infantilizan el oficio de las mujeres periodistas y, en algunos casos, incluyen a miembros de sus familias, teniendo en cuenta su rol de madres. Aseguraron que las agresiones alcanzan tonos soeces y amenazantes que ponen en riesgo su integridad física, su salud y libertad de expresión y de prensa, y por lo mismo, generan autocensura”, expresa la sentencia. Cabe recordar que esta acción fue instaurada por las periodistas Vicky Dávila, Camila Zuluaga Suárez, Lina María Peña, Lariza Pizano Rojas, Andrea Dávila Claro, María Jimena Duzán, Claudia Guristatti, Máryuri Trujillo y Cecilia Orozco con apoyo de la Fundación para la Libertad de prensa (Flip).

De acuerdo con lo indicado, en algunas circunstancias, este patrón proviene y beneficia a determinados grupos o actores políticos a través de estrategias de desinformación, amplificación e intimidación. Cuestionando además al Consejo Nacional Electoral (CNE) por no haber adoptado ninguna medida para hacer cesar la violencia, sancionar a los responsables y prevenirla.

Según argumentó el alto tribunal, no se encontró acreditado que en su momento las demandantes hubieran puesto en conocimiento del CNE o de los partidos y movimientos políticos, los hechos que alegaban. Sin embargo, sí reconocen que existe un marcado patrón de violencia en línea ejercido por terceras personas contra las mujeres periodistas en Twitter.

Reiteró, además, la Corte que “esa forma de violencia contra la mujer es multidimensional y se manifiesta en daños psicológicos y sufrimiento emocional, afectaciones físicas, aislamiento social, perjuicios económicos, reducción de la movilidad, tanto en línea como en los espacios no digitales y autocensura”.

Asimismo, agregó que “los actores, partidos y movimientos políticos, por su importancia en un régimen democrático, están en la obligación de propender por el respeto de la Constitución y la ley, y defender y difundir los derechos humanos, deber que se debe reflejar en su actuar y en sus estatutos”.

Con ponencia del magistrado José Fernando Reyes, la Corte Constitucional exhortó a todos los partidos y movimientos políticos, para que adopten en los códigos de ética directrices para sancionar los hechos de violencia o de incitación a la violencia en línea; e implementen una ruta de acceso para las mujeres víctimas de cualquier tipo de violencia.

El año pasado, según la Flip, se presentaron 216 ataques contra la prensa que dejaron un total de 262 víctimas. | Foto: Colprensa

Además de la elaboración del proyecto de ley, también se ordenó al CNE a establecer un plan de formación y capacitación para los miembros y afiliados a los partidos y movimientos políticos sobre perspectiva de género y violencia en línea contra las mujeres, en atención a las consideraciones expuestas en esta providencia y a los estándares internacionales sobre la materia.

En defensa de ejercicio periodístico

En el marco de la defensa por la libertad de prensa, la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip) le envió un mensaje al presidente Gustavo Petro, advirtiendo que ha promovido una imagen negativa sobre el periodismo y los medios de comunicación, luego de los recientes y reiterados ataques que ha hecho a la prensa: “Sus mensajes terminan restándoles credibilidad, buscando presionar la agenda mediática para que aborde favorablemente su gestión, alimentando un discurso en el que la prensa es antagonista, y así abre la puerta a la criminalización de los medios”, dice la Flip.

Compartir: