Nadie responde ante millonario atraco a turistas durante to

El paseo salió caro. Hernán Vanegas, su esposa y un amigo compraron un paquete turístico que los llevaría a las playas de Manzanillo del Mar, luego de un recorrido por la Ciénaga de la Virgen.

Según Vanegas — un pereirano, vicepresidente de una compañía hotelera y gerente general de ese hotel en Los Cabos, Baja California, en México—, para comprar el paquete de la excursión fueron a la oficina de la Corporación Turismo Cartagena de Indias en el Centro, donde se los recomendaron.

“Nos recogieron en un bus, luego hicieron un transbordo en Marbella y nos pasamos a un carro destartalado. Me imaginaba algo distinto, eso me pareció raro”, cuenta Vanegas, antes de decir que se bajaron en uno de los puentes cerca de La Boquilla para tomar una lancha en un “sitio clandestino”.

“Esperaba un muelle, pero solo había un boga y abordamos la canoa. La impresión es negativa porque no son aguas limpias y huele mal. Paramos en una isla improvisada, desordenada y sucia donde había unas réplicas arqueológicas”, dice Vanegas.

Asalto

Luego de este tramo se dirigían a Manzanillo del Mar y, en un canal estrecho dentro del manglar cerca de la llegada a tierra firme, aparecieron cinco sujetos vadeando a los lados del canal. Tenían pasamontañas, machetes y cuchillos.

“Con los cuchillos en la cara, entregamos lo que pidieron. A mi esposa la rasguñaron para quitarle las joyas al tiempo que atracaban a mi amigo. Pensé que nos iban a secuestrar, fue horrible”, indica el afectado.

Después los turistas fueron llevados a Manzanillo del Mar y, luego de todo, fue que se enteraron de que a cinco minutos del lugar de los hechos estaba la estación de Policía del corregimiento. De haberlo sabido, dice Vanegas, hubiesen corrido a alertar a las autoridades.

Luego del atraco, el afectado ha tratado, sin suerte, de que el prestador del servicio a quien le compraron el tour, Hernando Jaramillo, responda por las pérdidas —que según los cálculos de Vanegas, son de cerca de 25 mil dólares, entre cámaras fotográficas de formato completo, joyas y dinero—.

Nadie responde

En un cruce de correos electrónicos entre Vanegas y Jaramillo, este último señala que asumir los costos del robo no es responsabilidad de su empresa y que las autoridades deberán definir a quién corresponde hacerlo. Jaramillo argumenta que la Ley 300 de 1996 establece que la Policía Nacional es la responsable de “salvaguardar la vida, seguridad e integridad personal de los turistas nacionales y extranjeros en los destinos y  atractivos turísticos”. Además, dice que el asalto afectó sus intereses comerciales y ha sido víctima también “al punto de cancelar este destino como parte de la oferta” de la agencia.

“No estamos en obligación de avisar a las autoridades cada vez que desarrollamos nuestros planes, ya que esta zona no es considerada por la ciudad como zona de difícil acceso por orden público”, explica el dueño de la empresa Ecoturismo Los Pinos.

Frente al lugar utilizado para tomar la lancha, Vanegas cuestionó por qué no se utilizaba el muelle de Las Américas, a lo que Jaramillo respondió que era un muelle privado y no reglamentado por las autoridades marítimas de la ciudad, lo que ha hecho que los prestadores de servicio turístico establezcan puntos dentro de la ciénaga para este fin.

La directora de Corpoturismo, Zully Salazar, señaló que en una reunión con la Policía de Turismo, los operadores que prestan el servicio, la Secretaría del Interior y la Capitanía de Puerto, trataron el tema, ya que considera que “la ley tiene muchos vacíos” para estas situaciones, además de que el hecho ya es conocido por el viceministro de Comercio, Industria y Turismo, Óscar Rueda.
A pesar de tener doce años fuera de Colombia, Hernán Vanegas dijo llevar a su país en el corazón, pero se fue con “desilusión, tristeza y un dolor enorme” porque considera que el turismo no se puede manejar irresponsablemente.

“No podemos permitir que en Colombia y Cartagena se maneje un turismo tan pobre, sin requisitos de seguridad y estándares de calidad. Si se maneja así, le estamos haciendo un daño grandísimo al país y a la imagen de Cartagena”.

Vía www.eluniversal.com.co

Compartir: