Maestros de Bogotá en la cuerda floja por falta de alumnos

El rumor, que empezó en los pasillos de escuelas y colegios, encendió las alarmas del Magisterio de Bogotá y tiene en Estado de Alerta a la Secretaría de Educación. La matrícula de niños en las escuelas y colegios del Distrito estuvo por debajo de la capacidad instalada y  como no hubo niños suficientes están sobrando maestros. La mayoría de ellos adultos mayores o muy cerca de serlo a quienes habría que liquidar.

¿ Cuantos son y en donde están? Aún nadie lo sabe con certeza, pero en la Secretaría trabajan a marchas forzadas para averigüarlo y diseñar estrategias que eviten una masacre laboral. Según dicen, el Secretario de Educación,  Omar Chavez aún no aterriza,  pero ya se empieza a hablar de las medidas por venir:

1. Anticipar la ampliación de la jornada escolar a todo el día de tal manera que se ocupe en las horas adicionales a los maestros sobrantes.

2. Invitar a los maestros de mayor edad a un plan de jubilación anticipada.

La primera acción sería la óptima, pero eso implica tomar decisiones y acciones inmediatas para las que el Distrito, el magisterio, los padres y los alumnos no parecen estar preparados porque implican movimientos tan complejos como el cambio de programas académicos, diseño e implementación de nuevas cátedras y reubicación de profesores y alumnos.

La situación no parece dar mucho margen de maniobra. Hay que estar muy atentos. ¿A todas estas, que estará pensando el SubSecretario, Francisco Cajiao que dejó su muy cómoda vida de columnista especializado para meterse en el muy complejo servicio público?

Compartir: