Comienza puja por salario mínimo; en 5 sesiones deberá acordarse reajuste

BOGOTA, 02 de Diciembre ­_RAM_ Este lunes comenzará el tradicional “tire y afloje” de empresarios y trabajadores para fijar el nuevo salario mínimo que regirá en Colombia a partir del primero de enero del 2013.

El gobierno nacional, a través del Ministro del Trabajo, Rafael Pardo, convocó a la comisión de concertación salarial para las 4 de la tarde, con miras a iniciar la negociación con los empleadores y las centrales obreras y los pensionados, que también tienen voz y voto en el organismo.

Según el Ministro Pardo, tras la instalación, sólo habrá 4 sesiones más de la mesa de concertación, los días 5, 10, 12 y 14 de diciembre, cuando deberá haber “humo blanco” o de lo contrario, el gobierno nacional fijará unilateralmente por decreto el reajuste del salario mínimo para más de 4 millones de trabajadores.

Las negociaciones arrancarán con una propuesta unificada de las centrales obreras de un incremento que estaría entre el 7 y el 11 por ciento.

Hasta ahora, solo un sector del empresariado, representado en la Asociación Nacional de Instituciones Finanieras, ANIF, ha fijado una base para la negociación: 4,2 por ciento.

Con este porcentaje, el mínimo pasaría de los actuales 566 mil pesos a aproximadamente 590 mil pesos mensuales.

“Este reajuste es consistente con una inflación del orden del 3% al cierre de 2012 y unas ganancias en productividad laboral del orden del 1.2% anual, suponiendo un crecimiento del 4.5% en el año 2012”, señaló Anif.

“Reajustes superiores a dicho 4.2% amenazarían la doble meta de reducir el desempleo promedio por debajo del 10% en 2013 y lograr elevar la relación de Contribuyentes Activos/PEA (población económicamente activa) del actual 33% a por lo menos un 50% en el curso de los próximos dos-tres años”, puntualizó la organización qeu agrupa a bancos y demás entidades financieras deel país.

De antemano, el secretario general de la central obrera CGT, Julio Roberto Gómez, rechazó la propuesta de Anif.

Gómez advirtió que si para el año que termina se logró un incremento de 5,8 por ciento, casi 2,5 por ciento por encima de la inflación, para el próximo las condiciones están dadas para que sea muy superior.

“Si al país le está yendo bien económicamente y en particular a los empresarios y al sector financiero, no es posible que a la clase obrera le vaya mal”, señaló Gómez.

Pero fue más insólita la propuesta del exministro de Hacienda, Guillermo Perry, quien dijo que el salario mínimo debe bajar porque, simplemente, “es muy alto”

Según Perry, la remuneración es tan elevada que está generando desempleo e informalidad laboral entre los pobres.

Entre tanto, Rafael Mejía, presidente del Consejo Gremial, que agrupa a los empresarios, señaló que los empleadores llegarán a la mesa de negociación con el ánimo y la disposición de lograr “un acuerdo racional” frente al incremento del ingreso mínimo.

Se abstuvo de señalar una propuesta, pues dijo que no solo depende de la inflación con la cual termina el 2012, sino de la inflación proyectada para el 2013, que fijará en su momento la Junta directiva del Banco de la República.

Además, se deberá tener en cuenta el aumento de la productividad, la contribución de los salarios al ingreso nacional y el incremento del Producto Interno Bruto, PIB.

Mejía, quien también es presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, dijo que los cálculos que hace Anif son cifras que no se pueden sacar a la ligera y se deben tener en cuenta dentro de los parámetros que determinan el ingreso mínimo fijado el Gobierno.

 

Compartir: