Alcaldes están iracundos porque Gustavo Petro los volvió a dejar plantados

Compartir:

El presidente electo, Gustavo Petro, dejó plantados a cerca de 300 alcaldes que estaban esperando su llegada desde las 9:00 de la mañana de este 2 de agosto en el famoso Salón Rojo del Hotel Tequendama, en Bogotá.

La idea era sostener una reunión con la Federación Colombiana de Municipios, ad portas de su posesión presidencial, que se dará el próximo 7 de agosto.

Sin embargo, el equipo de Petro señaló que no llegaría a tiempo a la cita y, por el contrario, la iba a posponer hasta la tarde. ¿La razón? Dijeron que se encontraba reunido con una comisión de expertos para hablar de uno de los apartes del empalme sobre seguridad nacional y defensa.

Según señalaron la reunión no podía “ser interrumpida”.

En el Hotel Tequendama la noticia no cayó bien entre los mandatarios locales. “Muchos gastamos recursos del municipio para poder pagar el tiquete”, aseguraron los alcaldes. Otros señalaron que pagaron los viajes y los viáticos de sus propios bolsillos y una vez les comunicaron que Petro no iba a venir, inundaron el Salón Rojo de abucheos y gritos.

“La comunidad y los medios de comunicación nos van a preguntar cómo fueron los resultados de la reunión de hoy. Estábamos convencidos de que a las 8:30 de la mañana íbamos a tener ese encuentro con el presidente electo. Son las 2:35 de la tarde y yo pienso, Luis Fernando, que esto es una falta de respeto con los alcaldes”, dijo Clodomiro Ariza, alcalde de Moniquirá, Boyacá, refiriéndose a Luis Fernando Velasco, miembro del Pacto Histórico que sí asistió a la reunión.

Y aunque en el equipo de Petro señalaron inicialmente que él iba a llegar a las 2:00 de la tarde, luego le confirmaron a EL COLOMBIANO que el presidente electo ya no asistirá a la reunión.

“Básicamente tuvimos un cruce de agenda”, aseguró Alfonso Prada, quien fue coordinador del empalme del Ministerio del Interior. “Estamos rematando el empalme, la agenda obviamente se congestiona. Estamos desplegando toda la capacidad física que tenemos para atender los compromisos que se están presentado”, concluyó y dijo que entendía “los justos requerimientos” de los alcaldes.

No es la primera vez

El presidente electo ya había dejado esperando a los alcaldes la semana pasada luego de que tuviese que cancelar su agenda por recomendación médica.

El hecho ocurrió el miércoles 27 de julio, día en el que Petro se iba a encontrar con los alcaldes de las ciudades principales del país e integrantes de la Asociación Colombiana de Ciudades Capitales (Asocapitales). Sin embargo, no llegó a la cita pactada para el mediodía de ese miércoles porque el mandatario entrante prefirió atender la sugerencia médica.

Compartir: