La reforma tributaria y la prohibición del fracking entre los proyectos prioritarios en la agenda legislativa del gobierno Petro

Compartir:

Bogotá, 01 agosto de 2022_RAM_ Tras más de un mes de empalme entre el Gobierno saliente del presidente Iván Duque y el entrante de Gustavo Petro, el equipo designado por el mandatario electo entregó el informe final, en el que da muestra de varias advertencias, pero también aspectos clave que seguirán teniéndose en cuenta en estos cuatro años.

La principal preocupación es la situación económica y fiscal del país, pues aseguran desde el equipo de Petro que se deben buscar los recursos para poder ejecutar el programa de Gobierno.

“La realidad fiscal del país es una gran preocupación. El nivel de endeudamiento y déficit fiscal que encontramos para el próximo cuatrienio es crítico. Por lo tanto, la Reforma Tributaria, que cursara en el Congreso con carácter prioritario se nos convierte en una reforma imprescindible para llevar a cabo la propuesta de Gobierno”, aseguró el coordinador de empáleme, Daniel Rojas.

Por lo mismo, señaló que “la Tributaria tendrá que reflejar el más grande acuerdo nacional para solucionar el nivel de recaudación en el país, que es bajo y está por de debajo del índice de America latina, y que después de la crisis de la pandemia tenemos la inmensa necesidad de proteger nuestro aparato económico y nuestro mercado interno”.

Producto de estos encuentros de empalme, también, el Gobierno Petro determinó qué políticas e iniciativas que se venían manejando en la administración de Duque se mantendrán, y cuáles, naturalmente, serán descontinuadas y/o reformadas. Este aspecto lo detalló la ministra de Salud designada, Carolina Corcho.

En la misma línea de Rojas, la ministra advirtió que “en Hacienda y Crédito Público hay algo que es importante, y es mantener la política de transferencias monetarias que se hizo en la pandemia. Sin embargo, la preocupación es que en este momento esa política está desfinanciada. Tiene que ver con Ingreso Solidario y los subsidios que se entregaron a las personas de bajos ingresos. Eso nos preocupa porque este Gobierno quiere continuar con esa política, pero hay una desfinanciación”.

De otra parte, añadió Corcho que en materia de Educación “hay un primor que es la jornada única, importante para este Gobierno y que se debe modificar y continuar. Está muy limitada, pero es algo que se debe continuar. Se debe continuar con la política de matrícula cero, pero evidentemente este Gobierno ha propuesto una reforma educativa para consolidar una política pública de gratuidad en la educación superior”.

En cuanto a la cartera de Vivienda, la funcionaria añadió que “hay un esquema de funcionamiento de un programa para el otorgamiento de viviendas, para las personas con ingresos entre dos y cuatro salarios mínimos. Ese programa debe continuar y ser fortalecido. Aparte, con ocasión de la pandemia, “hay un impulso al Plan Nacional de Vacunación que se debe continuar; sin embargo, nos asiste la preocupación de que en más de 400 municipios pequeños no se ha logrado la meta del 70% de población vacunada. En ese sentido, deben continuar y fortalecerse los programas de atención primaria en salud y búsqueda activa, porque la pandemia sigue. La pandemia continúa y todavía nos faltan esas metas casi que en la mitad del país”.

La ministra añadió que “se desea continuar con el plan maestro de transporte multimodal, en términos de modo férreo y vías terciarias; es decir, no son incompatibles las vías férreas con que continúen los camioneros o el transporte público de buses. Es un sistema de transporte multimodal. (…) Hay que implementar pliegos tipo, para evitar riesgos de corrupción, en todos los sectores donde sea viable, pero especialmente en este sector donde uno observa algunos pliegos que ya vienen muy prediseñados para algunos contratistas. Entonces, en ese sentido, tener pliegos tipo debe continuarse”.

Sobre la carrera de Comercio, Industria y Turismo destacan el programa de “fábrica de productividad y el turismo, para apoyo de pequeñas y medianas empresas, y en Salud el funcionamiento del fondo Adres público, “que hoy concentra los recursos de la salud para hacer los giros a los intermediarios y administradores, y a clínicas y hospitales, pues nos parece que es un gran avance que han tenido los anteriores Gobiernos”.

Las políticas que no van más

El Gobierno Petro va a descontinuar la política de Economía Naranja de Duque. “Este gobierno no va a continuar con el programa de política y el programa de Economía Naranja, que lo va a replantear de acuerdo a los planteamientos que se han hecho. Hay un programa de privatización progresiva de catastro que se tiene que replantear los sistemas de información para tomas de decisión de política pública no pueden ser privatizados”, explicó Corcho.

También con Petro se va a replantear la política de Fracking, según la ministra, “por sus consecuencias en la vida y en la salud humana. En este momento hay unos programas de pilotos de investigación en Puerto Huilches, Kaled y Platero; se ha dicho claramente que el fracking no es una medida saludable, ni ambientalmente sostenible parta un Gobierno que busca el cambio en Colombia y en cualquier parte del mundo”.

Otro de los temas que se quieren replantear es el de las zonas de económica especiales, zonas francas uniempresariales. Y lo propio el tema de protección de líderes sociales. “El proceso de evaluación del riesgo de líderes sociales debe estar a cargo del componente civil, no del militar. Esto tiene que replantearse entre las relaciones de los militares y civil que se va hacer desde el Ministerio de Defensa”, concluyó Corcho.

Se acabará también la política de juventudes, que consideran está “orientada al tema de ver a los jóvenes como un peligro, inclusive criminalizarlo, judicializarlo, esa no va ser la política pública de este Gobierno. Vamos a respetar la protesta social, las garantías de los derechos de los jóvenes, inclusive a disentir del propio Gobierno, y por tanto se replanteará”.

Finalmente, indicaron que “se van a revisar las extensiones y beneficios tributarios. Ese es el gran debate de la reforma tributaria que, repetimos, no va a comprometer la clase media, ni las clases populares. Los impuestos en las bebidas azucaradas no comprometen las clases populares en tanto que los mayores riesgos de hipertensión, obesidad y diabetes se dan en las clases populares por el consumo de gaseosas, y ahí es donde hay grandes gastos”.

Compartir: