Aviones de Colombia y Brasil ayudan a evitar el desabastecimiento en Ecuador

Compartir:

Un avión de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) y otro de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) ayudaron a evitar el desabastecimiento de productos de primera necesidad en distintas provincias de Ecuador afectadas por las protestas contra el Gobierno por la carestía de vida, donde hay numerosos cortes de carreteras.

Entre los dos aviones se realizaron un total de 29 vuelos que transportaron alrededor de 50 toneladas métricas de víveres y medicinas, según informó este domingo en una rueda de prensa el ministro de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca, Julio José Prado.

El avión colombiano realizó trece vuelos y el brasileño dieciséis para conectar ciudades como la capital Quito, la sureña Cuenca, la céntrica Latacunga y la norteña Tulcán, ubicada en la frontera de Ecuador con Colombia.

El ministro Prado también agradeció el apoyo de las aerolíneas Latam y Equair para hacer vuelos solidarios entre las ciudades de Quito, Cuenca y la portuaria Guayaquil, situada en la costera provincia de Guayas.

El titular de la cartera de Producción informó que ya se ha reabierto el acceso norte y sur a Quito pero los bloqueos de vías continúan en sitios como Cuenca, que concentra la mayor preocupación de las autoridades, no solo por el desabastecimiento de combustibles, sino también del oxígeno medicinal para hospitales.

Alerta en cuenca

En ese sentido, Prado lamentó que manifestantes hayan impedido el paso de un convoy con medicinas y oxígeno medicinal que se dirigía a Cuenca, en un acto que calificó de violento.

Sobre este hecho, el presidente del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional, Juan Zapata, señaló que los manifestantes atacaron a los policías que resguardaban el convoy, por lo que tres de ellos resultaron heridos y uno retenido.

«Es imposible el paso por ese punto y lleva a la máxima alerta. Corre el riesgo la vida de los pacientes que requieren este insumo final para su recuperación en la ciudad de Cuenca. No lo podemos hacer por vía aérea por condiciones de la magnitud que estamos llevando», detalló Zapata.

«Esto vulnera derechos. Pone en riesgo la vida de muchos pacientes. Pedimos que permitan el paso de este convoy humanitario», añadió.

Dos semanas de protestas

Las protestas comenzaron el 13 de junio convocadas principalmente por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), aunque luego también se adhirieron otras organizaciones de campesinos, así como sindicatos y federaciones de estudiantes.

Desde el movimiento indígena se exige el cumplimiento de un pliego de diez demandas, entre ellas que se reduzcan y congelen los precios de los combustibles, que se controlen los precios de los productos de primera necesidad, que no se privaticen empresas estatales y que no se amplíe la actividad petrolera y minera en la Amazonía.

Hasta el momento la movilización deja un saldo de 5 fallecidos y no menos de 200 heridos entre manifestantes y fuerzas de seguridad, así como más de 100 detenciones, según organizaciones de derechos humanos. EFE

Compartir: