Compuertas de Alicachín se abrieron sin informarnos y eso genera una alerta: gobernador de Cundinamarca

Compartir:

El gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, aseguró que a pesar de que el nivel del río Bogotá bajó su nivel unos 60 centímetros, los últimos reportes indican que aún se mantiene la alerta por inundaciones en municipios que están ubicados en la cuenca baja.

“Hay presencia de maquinaria y ayuda humanitaria en los municipios afectados, principalmente en Nemocón y en Tocaima. Tenemos alerta en Sopó, en Apulo y Girardot; por ser el municipio donde termina la cuenca baja del río y se conecta el río Magdalena”, aseguró el mandatario.

De otro lado, desde el Puesto de Mando Unificado (PMU) el gobernador indicó las medidas que se van a tomar ante las alertas por desbordamientos.

“Vamos a iniciar recorridos en lanchas supervisados por drones para revisar el estado de los jarillones en toda la cuenca del río; alta, media y baja. También se hace necesario realizar descargas controladas de los embalses, lo haremos de manera articulada con la CAR y ENEL (…) las compuertas de Alicachín se abrieron sin informarnos y eso genera una alerta en la cuenca baja”, manifestó.

Asimismo, las autoridades informaron que el PMU seguirá operando de manera permanente para monitorear las alertas en comunidades que tienen mayor riego de ser afectadas.

Uno de los municipios mayormente afectados es Tocaima, en donde las autoridades ya registran 64 familias damnificadas y afectaciones en 13 barrios, 5 veredas y 4 vías urbanas por deslizamientos y caída de árboles.

 

Compartir: