Fuerte ventisca y granizada deja sin vivienda a 90 familias en nororiente de Bogotá

Una grave emergencia se registró en el nororiente de la capital de la república como consecuencia de torrencial un aguacero acompañado por fuerte ventisca y granizada.

El fenómeno natural semidestruyó e inundó aproximadamente 90 viviendas, 60 de ellas de un barrio de invasión conocido como “Lomitas de la Capilla”, pero por fortuna no se reportan ni víctimas ni heridos.

El sector afectado está ubicado en el kilómetro 5, de la vía que conduce al Guavio en límites con el municipio de La Calera, en la localidad de Usaquén.

En el sector de La Calera, Cundinamarca, otras 40 viviendas campesinas resultaron afectadas por el aguacero y la granizada.

La emergencia fue atendida por personal del Cuerpo de Bomberos de Bogotá, el FOPAE, y de las Alcaldías de la localidad de Usaquén y del municipio de La Calera, además de la Oficina de Emergencias de Cundinamarca.

Las 90 familias damnificadas tuvieron que pasar la noche en carpas que les suministraron los organismos de socorro.

Compartir: