Precios del huevo y el pollo se mantendrían altos en 2022

Compartir:

BOGOTA, 07 diciembre,2021_ RAM_ La Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi) señaló que debido a los incrementos en los costos de los insumos y a las crisis de contenedores y marítima, los precios del huevo y el pollo se mantendrían altos en el 2022.

El presidente de Fenavi, Gonzalo Moreno, mencionó que “según la información del Dane, se ha dado un aumento el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en el caso del huevo del 13% y del pollo en 24%. Esa tendencia podría mantenerse en 2022. El costo de la materia prima ha aumentado en más del 40% de un año a otro. Han aumentado los costos de producción y algunos de estos se ven reflejados en el aumento del IPC a todos los consumidores”.

Asimismo, dijo que “tenemos una oferta suficiente lo cual ha permitido que volvamos a los mismos precios antes de la pandemia. No obstante, si hemos visto en el caso del pollo un aumento de los precios consecuencia de la sustitución por otra proteína como es la carne de res”.

A renglón seguido, señaló que “el costo de producción ha venido aumentando. El 80% del costo de producir pollo y huevo es el alimento balanceado. Si continúan los altos costos de la materia prima puede que algunos pequeños productos que entraron al mercado este último año, se retiren del mercado”.

Dijo además que “lo normal es que los costos se trasladen a los consumidores a medida que la oferta y la demanda lo permite. Lo lógico es que los precios se mantengan y a finales del 2022 se disminuyan algunos costos logísticos lo cual pueda repercutir en el precio”.

Moreno señaló que las exportaciones de ganado bovino han beneficiado al sector avicultor. “Las exportaciones de ganado bovino en pie a causado que se dé una sustitución de pollo. Lo que ha generado un aumento en consumo en el país. Lo que vemos es que en el mediano plazo va a seguir aumentando tanto el consumo de pollo en Colombia cómo las exportaciones de bovino por ende la producción nacional tendrá un espacio para crecer”, indicó.

También se refirió sobre el acceso a mercados internacionales. “Se está buscando la admisibilidad sanitaria a otros mercados como el americano. Si todo sale bien a finales del 2022 podremos estar abriendo ese mercado. Le estamos apuntando exclusivamente a Estados Unidos porque eso nos va a permitir abrir otros mercados después”.

Moreno fue enfático al decir que “no podemos permitir que se vuelva a presentar un tema de bloqueos, ya vimos los efectos que tienen en el precio el no tener acceso a productos en el territorio nacional. Si no se presentan nuevos bloqueos y cierres totales en el país, lo lógico es que continuemos con una constante en los precios”.

En el 2021, la producción de pollo superará las 1.671.581 toneladas, tan sólo a una diferencia de 1,2% por debajo de lo registrado en el 2019. Esto nos llevará a alcanzar un consumo per cápita de 34.2 kilogramos/habitante año, levemente superior al 2020 y con una diferencia de 2.3 kilogramos respecto del techo observado dos años atrás (36.5 kg).

Igualmente, el sector logrará superar los niveles de producción mes por arriba de las 150.000 toneladas, situado en el pico más alto de la producción observada en 2019. Al tiempo, queda restablecido su capacidad de producción de pollitos de un día, por arriba de los 75 millones de ave mes, el insumo principal en la producción de carne.

Por su parte, en la producción de huevo el 2021 cierra con una producción de 17.029 millones de unidades, llegando por lo demás al nivel más alto desde que se tienen registros. En el año 2019, antes de la pandemia, la producción promedio mes fue de 1.199 millones de unidades mes, en el 2020 se llegó a 1.365, y en el 2021, fue de 1.149 millones. Pese al crecimiento acumulado en los dos últimos dos años del 18.6%, estimamos que la demanda creció más del 24%.

Lo anterior llevó a alcanzar el más alto consumo per cápita de la historia reciente, con 334 unidades habitante año, en el 2019 el registró fue de 292 unidades. Así, en el período de pandemia (2020 y 2021), los colombianos incrementaron el consumo en 42 unidades de huevo año adicionales. Dinámica a la que contribuyó los programas sociales, y, también la sustitución de proteínas de mayor a menor precio relativo, en la cual el huevo es ganador.

Compartir: