Denuncian la desaparición de un ambientalista en Santander

Bogotá, 15 nov .- Un ambientalista colombiano de un movimiento de defensa de comunidades afectadas por represas de plantas hidroeléctricas desapareció en  Santander, denunciaron hoy fuentes parlamentarias.

El ambientalista Miguel Ángel Pabón Pabón fue visto por última vez el pasado 31 de octubre ente las poblaciones de San Vicente de Chucurí y Betulia, y su caso es el número once de activistas que han desaparecido en la misma región desde 2009.

El representante a la Cámara Jorge Gómez Villamizar dijo a Efe por teléfono que Pabón lideró ese día una reunión con comunidades para informarlas de una brigada ecológica de fumigación contra un brote de dengue.

Su paradero se desconoce desde entonces y las tareas de búsqueda por parte de las comunidades campesinas y de pescadores de la zona ha sido infructuosa, dijo el legislador, quien denunció el caso ante un pleno de la Cámara baja.

Pabón, de 35 años, conformó un equipo que en 2011 creó el Movimiento Colombiano en Defensa del Territorio y Afectados por Represas Ríos Vivos.

En su caso, el ambientalista representaba a comunidades perjudicadas por las obras de HidroSogamoso, central hidroeléctrica en construcción por la estatal Isagen, la filial de generación de la compañía Interconexión Eléctrica S.A. (ISA), en la cuenca del río Sogamoso.

El legislador denunció que, como Pabón, otros diez activistas o líderes comunitarios han desaparecido de manera forzada en los últimos tres años la misma zona, que hace parte de la región del Magdalena Medio.

De ellos, al menos cinco han sido hallados posteriormente asesinados.

El representante a la Cámara precisó que se trata de Luis Arango, Éver Cárdenas, Marco Tulio Salamanca, Honorio Llorente y Jairo Rodríguez, quienes presidían o pertenecían a asociaciones de pescadores, de areneros y de acción comunal de la zona.

«Todos estos crímenes se encuentran en la impunidad», resaltó Gómez, para pedir a las autoridades judiciales y estatales que investiguen los casos y den con los responsables. EFE

Compartir: