La huelga general acabó con graves disturbios en Madrid

La segunda huelga general en ocho meses contra el Ejecutivo español logró una adhesión masiva, según los sindicatos que la convocaron. El dato negativo fueron los incidentes registraron durante la manifestación que cerró la jornada en Madrid.

Los alrededores del Congreso de los Diputados -donde miles de personas se congregaron para una vigilia hasta la mañana del jueves- se convirtieron en un campo de batalla entre los policías y manifestantes. Las fuerzas de seguridad cargaron con gases lacrimógenos y balas de goma contra los asistentes a la marcha, que respondieron con piedras, botellas y otros objetos.

Los disturbios se extendieron hasta las inmediaciones de la estación de Atocha. Hubo barricadas con contenedores ardiendo, destrozos de escaparates de comercios, marquesinas de autobuses y mobiliario urbano.

Durante el día, la policía ya había cargado en varias ocasiones contra los huelguistas en la Gran Vía y en la Plaza de Cibeles, donde se concentraron varios centenares de sindicalistas, estudiantes y miembros del «movimiento de los indignados».

También en Barcelona hubo disturbios. Un grupo de manifestantes lanzó objetos contra las fuerzas de seguridad y quemó dos automóviles de policía.

En total, durante toda la jornada hubo 142 personas detenidas en todo el país. Además, según el ministerio del Interior hubo 74 heridos, 43 de ellos policías.

Los dos grandes sindicatos, Comisiones Obreras (CCOO) y la Unión General de Trabajadores (UGT), proclamaron el «éxito» de la huelga, con un 76,7% de adhesión.

 

Fuente: DPA – AFP

Compartir: