Prevén que dólar cierre año entre $3.750 y $3.850

Compartir:

BOGOTA, 23 de octubre,2021_ RAM_ La cotización del dólar en Colombia cerró la semana en $3.780,38, mostrando una ligera recuperación frente a la semana pasada. Sin embargo, el peso colombiano es la moneda de la región que registró una de las mayores depreciaciones.

De acuerdo con el mercado cambiario, estas reacciones se deben a las monetizaciones del Gobierno Nacional Central, pero sin mostrar una fortaleza para regresar a niveles de hace dos meses de rozar los $4.000.

Casi todos los mercados prevén que tanto en el contexto interno como externo no hay unos factores predominantes para que la divisa regrese repentinamente a los $4.000 pero tampoco que regrese a niveles por debajo de los $3.700. Más bien esperan que para final de año la cotización oscile entre los $3.750 y $3.850.

Sin duda en los últimos días, el precio del dólar en Colombia ha cedido terreno ante el fortalecimiento del peso colombiano, que ha llevado a que la divisa estadounidense se negocie a niveles cercanos de los $3.700.

Sin embargo, la depreciación del peso sigue siendo alta, si se compara con el precio con el que inició el año, el 1 de enero, que fue de $3.432.

De acuerdo con el histórico del Banco de la República sobre la Tasa Representativa del Mercado (TRM), el precio máximo del dólar este año se negoció el pasado 10 de agosto, cuando llegó a $3.988, y el mínimo fue el 7 de enero, cuando se ubicó en $3.428.

Según analistas del mercado, la radiografía que muestra la tasa de cambio obedece a una serie de factores más allá de las preocupaciones por la pandemia, que poco influye ya en su comportamiento.

De acuerdo con los expertos, la tasa de cambio en Colombia se rige hoy por una serie de monetizaciones que ha venido haciendo el Ministerio de Hacienda para la venta de ISA, las expectativas por la cercanía de las elecciones presidenciales del próximo año y la entrada de capitales ante un retorno de apetito por el riesgo por parte de los inversionistas extranjeros, factores que han favorecido al peso colombiano, a pesar de que en el mundo se observa una fortaleza del dólar importante.

El economista senior del Banco Popular, Felipe Espitia, explica que “lo que estamos viendo con la depreciación del dólar en este momento es por el tema de las monetizaciones que ha venido realizando el Ministerio de Hacienda, que tenía una caja importante en dólares por la venta de ISA y por los derechos especiales del giro que recibió a cambio de títulos TES por parte del Emisor”.

Agrega, además, que, si bien en estos momentos hay una tendencia bajista del dólar en el mercado local, hay que mirar si esto marca una hoja de ruta para el cierre de este 2021, entendiendo que el efecto de las decisiones de la FED sobre el ajuste de su política monetaria un poco antes de lo esperado, llevará a que haya un rebote, lo que produciría que la tasa de cambio vuelva a incrementarse un poco.

Munir Jalil, director de investigaciones económicas para la región andina de BTG Pactual, manifiesta que en este momento el mercado está viendo un retorno de apetito por el riesgo por parte de los inversionistas extranjeros.

“Pasamos de un octubre que se veía complejo, pero que empezó a mejorar y a mostrar un poco más de optimismo en los mercados”, dijo. Sin embargo, agregó que “no podemos decir que eso va a seguir así porque hay factores de volatilidad. En la medida que a fin de año venga una nueva variante u otro pico de la pandemia, eso puede jugar un poco en contra, o si vuelve el susto de la deuda de Estados Unidos, eso puede generar un poco de aversión al riesgo y demanda por el dólar”.

Jalil afirma que es un buen momento para aquellos que quieren comprar dólares, ya que “estamos cerca del precio justo para comprar. La volatilidad no va a desaparecer, pueden aparecer antes de fin de año otros factores que lo hagan subir, pero estamos por el lado de $3.700 o $3.760”.

Por su parte, el CIO Diego Franco, de Franco Capital Management LlC, señala que la recuperación que ha tenido el peso colombiano o el ‘descanso’ del dólar obedece a factores puntuales de entrada de capital. Agrega que “además se resalta el mejor panorama que Moody’s ofreció para Colombia, lo que llevó a que fondos extranjeros decidieran aumentar su participación sobre el país. En general se debe a los mejores pronósticos de crecimiento de la economía colombiana”, agregó Franco.

Pero también hay otro factor a tener en cuenta en el futuro de la tasa de cambio, y tiene que ver con las elecciones presidenciales de Colombia en 2022.

“Seguimos creyendo que todo el tema de elecciones en Colombia le pondrá un piso de $3.300 o $3.350 a la tasa de cambio, que es un evento de corto plazo que necesitamos solucionar para poder tener una mejor claridad de lo que viene a futuro para el país”, sostuvo el analista.

La fortaleza del dólar frente a todas las monedas, ante los buenos resultados de la economía estadounidense, la incertidumbre que plantea el incremento de los contagios de coronavirus por el aumento de casos de la variante delta de la covid-19 y factores económicos internos como la degradación de la calificación soberana de Colombia por parte de las firmas Standard and Poors y Fitch Ratings, habían ocasionado que el peso colombiano fuera el más devaluado del mundo por algunos días.

Dicho comportamiento llegó a su tope el 10 de agosto con el máximo precio de la divisa y una devaluación que se aproximó al 17%.

Pero una menor inflación en Estados Unidos y luego el anuncio del acuerdo al que llegaron el Ministerio de Hacienda y Ecopetrol para que la petrolera estatal se haga al 51,4% de la participación que el Estado tiene en Interconexión Eléctrica (ISA) hicieron que la divisa comenzara a bajar, en total los $158 mencionados.

El gerente de Investigaciones Económicas y Estrategia en Davivienda Corredores, Germán Cristancho, dijo que en un contexto de altas necesidades de financiación de Colombia (tanto por el déficit fiscal como por el comercial), cualquier pronunciamiento o modificación en las expectativas de tasas bajas y amplia liquidez en dólares por parte de la Reserva Federal se convierte en un factor determinante para el precio del dólar.

Para el analista por esta razón es que los últimos datos de creación de empleos en EE.UU. mostraron un muy buen desempeño durante el último mes del mercado laboral y aumentaron la expectativa de que la Reserva Federal pueda hacer un anuncio pronto de disminución del monto de compra de activos (inyección de dólares) que está realizando mensualmente.

Cristancho afirmó que el anuncio de la transacción de Ecopetrol e ISA generó una gran revaluación por la expectativa del monto importante de dólares que esto podría representar de oferta en el mercado en los próximos meses.

Por su parte, Julián Cárdenas, analista del fondo de pensiones y cesantías Protección, considera que es necesario estar pendientes de lo que el Gobierno hará con la cantidad de dólares que van a entrar a la economía, pues el Ministerio de Hacienda lo que menos quiere es generar movimientos fuertes de la tasa de cambio.

Señaló que en el horizonte en el corto plazo la economía va a crecer más, se ha avanzado más que otros países en vacunación y se percibe mejor ambiente para la inversión extranjera.

Compartir: